Alto Gállego

proyecto intercomarcal

Empresarios de Jaca y Sabiñánigo se unen en torno al BNI Pirineo

Sus integrantes mantienen encuentros semanales y generan oportunidades de negocio para todo el grupo

Imagen del encuentro de BNI Pirineo.
Imagen del encuentro de BNI Pirineo.
R.G.

El BNI Pirineo nació el pasado mes de enero y está compuesto por una decena de pequeños empresarios ligados al entorno de Jaca y Sabiñánigo. Se trata de varios profesionales con apego por el territorio y unas inquietudes que, además de mejorar su propia cuenta de resultados, les llevan a mostrarse comprometidos a la hora de generar oportunidades de negocio, actuando como un equipo de marketing para el resto del grupo.

“Los que dan recibirán” es la filosofía que sigue este nuevo colectivo, que en su fase inicial se marca el objetivo de incorporar a otros empresarios de múltiples sectores con la ambición de multiplicar los posibles canales de negocio. Sus primeros integrantes se reúnen cada semana los jueves de 8 a 9:30 horas en una sala del Hotel Real de Jaca.

Al frente del BNI Pirineo se sitúa Javier Arnal con el cargo de director-consultor. Es natural de Sabiñánigo, aunque reside en Tierz, una pequeña localidad situada al lado de Huesca. Es autónomo y capitanea la empresa Dronnea 7.0, que ofrece servicios relacionados con el uso de drones, principalmente para inspecciones, aunque también desarrolla proyectos relacionados con el ámbito de la promoción audiovisual, que emplea crecientemente este tipo de medios.

En fase de crecimiento

“La iniciativa está en proceso de crecimiento. Queremos aumentar el número y, cuando estemos en un mínimo de 25 o 30, lanzar el grupo y empezar a trabajar”, dijo Javier Arnal, aclarando que “no es una asociación de empresarios, sino un grupo de trabajo, que se reúne semanalmente para conocerse, contarnos especificaciones de las empresas y darnos o pedirnos referencias que necesitamos en nuestros negocios”.

Hoy en día, BNI agrupa a más de 240.000 miembros repartidos en más de 8.500 grupos distribuidos en 70 países. BNI Pirineo es el décimo grupo de Aragón y el tercero que surge en la provincia de Huesca, donde tiene dos referentes, el correspondiente a la capital oscense y otro que engloba a una serie de negocios situados en la zona de Barbastro, Monzón y Binéfar.

“Las asociaciones de empresarios pueden aportar información y ayudar a realizar muchos trámites, pero no se reúnen cada semana con unas obligaciones, porque para formar parte del BNI hay que adquirir una serie de compromisos”, explica Javier Arnal, convencido de que este tipo de grupos pueden ser muy beneficiosos para los empresarios locales.

“Aunque trabajo con drones, si voy a grabar un audiovisual y veo que el material de oficina de la empresa es antiguo o está muy deteriorado, y en el grupo hay una empresa que vende material de oficina, puedo pasarles esa referencia. Se trata de pensar en el resto de miembros del grupo y, si todos hacemos esto, al final todos conseguiremos referencias y ampliaremos nuestros negocios”, razonó.

Entre los fundadores del BNI Pirineo figuran algunas empresas del ámbito tecnológico relacionadas con la informática, el desarrollo web o los drones. Igualmente, hay corredurías de seguros, empresas de construcción, inmobiliarias, compañías de mantenimiento de calderas o negocios vinculados a servicios de seguridad y videovigilancia.

“La actividad que cabe dentro del BNI es absolutamente cualquiera”, como afirma Javier Arnal, agregando que “cualquiera puede tener una necesidad o darse cuenta de una necesidad que puede tener otro de los miembros del grupo”. En general, los componentes trabajan en Jaca, Sabiñánigo y sus respectivos valles, aunque hay una empresa ligada a la ingeniería agroforestal que tiene sede en Huesca, pero “está muy interesada en la zona”.

Primeras sinergias

Los pasos iniciales del BNI Pirineo comienzan a dar sus frutos y ya se han establecido diversas conexiones. Es el caso de la inmobiliaria jaquesa Oroel Casa, de Manuel Solans, que trabaja en un proyecto en común con Pablo Rapún, un miembro del grupo que realiza infografías. Del mismo modo, un experto en desarrollo web y el responsable de una empresa de ingeniería agroforestal trabajan en un proyecto turístico innovador que podría implantarse en varias localidades del Pirineo.

Este tipo de colaboraciones anima al grupo a pensar en crecer y ampliar sus posibilidades. “Estamos muy contentos, ilusionados y motivados”, reconoció Javier Arnal, agregando que de la gestión de otros grupos a nivel nacional queda reflejado que “con 40 miembros más o menos, el volumen de negocio anual que se genera es bastante importante”. Además, estamos hablando de autónomos y pequeñas empresas arraigadas al Pirineo y con fe en el potencial de “una zona que tiene muchísimos servicios y posibilidades”.

Cualquier empresario que quiera sumarse al proyecto puede mirar la web del nuevo grupo (www.bnipirineo.com), donde hay un enlace para solicitar la asistencia a una de sus reuniones. Desde el BNI Pirineo se pondrán en contacto con la persona interesada y le ofrecerán la opción de ir a la reunión de Jaca o, al estar el grupo aún en crecimiento, conocer la metodología de trabajo asistiendo al encuentro de los grupos que operan en Huesca, Barbastro o Zaragoza.

Etiquetas