Alto Gállego

ALTO GÁLLEGO - INDUSTRIA

Baxter Sabiñánigo trabaja para reducir el agua empleada en la fabricación de sueros

La planta utiliza 1,78 litros de agua potable para fabricar una bolsa de suero intravenoso, un 50% menos frente a lo utilizado en 2005

Planta de Baxter Bieffe en Sabiñánigo.
Planta de Baxter Bieffe en Sabiñánigo.
M. P.

España vive uno de los inicios de año con mayor sequía de todo el siglo. En enero de 2022, -el mes más seco desde que se tienen registros-, se encendieron las alertas debido a las altas temperaturas y a la escasez de lluvias que han provocado que las reservas hídricas estén a un 43,9% de su capacidad total. Esta situación pone en riesgo a todos los sectores, especialmente al agrario y al industrial, cuya materia prima es el agua, por lo que es urgente encontrar medidas para el ahorro y la adecuada gestión de este recurso tan preciado.

Bieffe Medital, la planta de producción de Baxter en Sabiñánigo y líder del grupo en la fabricación de bolsas de suero intravenoso parenteral de uso humano y veterinario en Europa, tiene entre sus prioridades estratégicas la implementación de acciones de producción más limpias y eficientes, controles de calidad y un adecuado aprovechamiento del agua en pro del desarrollo sostenible. Un claro ejemplo de ello son los procesos de gestión hídrica que realizan y que les permiten utilizar sólo 1,78 litros de agua potable para fabricar un litro de solución, lo que representa un 50% de reducción frente a los que utilizaba en el año 2005.

“El agua es la materia prima fundamental para la elaboración de las soluciones intravenosas de Baxter y ahora que vivimos esta época de sequía buscamos comprender mejor el impacto del uso del agua en toda nuestra cadena de valor, implementando proyectos de conservación y eficiencia en nuestras instalaciones”, comenta Óscar Gracia, gerente de EHS y sostenibilidad de la planta de Baxter en Sabiñánigo.

La planta de fabricación, en funcionamiento desde 1993 y con más de 390 empleados actualmente, cuenta con 16 líneas de producción y una capacidad máxima de elaboración de 150 millones de bolsas al año, que exporta a más de 30 países en Europa, África, América y Asia. En el último año ha producido más de 57 millones de litros de suero envasados en más de 137 millones de bolsas, utilizadas mayormente en intervenciones quirúrgicas para la hidratación y reposición de sales y azúcares de los pacientes, así como para la administración de otros medicamentos.

Proceso de gestión del agua

La totalidad del agua que entra en la planta de Baxter es aprovechada de manera consciente y estratégica para evitar el desperdicio y la contaminación. La mayor parte del agua es sometida a procesos de purificación y destilación para ser posteriormente usada en la fabricación de la solución intravenosa, en los procesos de limpieza y en acciones de esterilización. El resto del agua y aquella que ha sido rechazada en los procesos de purificación anteriores, se usa en servicios auxiliares o en procesos secundarios que no requieren una calidad de agua tan alta.

“Toda el agua que entra a la planta, exceptuando la envasada como suero y la que se evapora en torres de refrigeración, es enviada a nuestra planta depuradora en la que es sometida a un proceso de limpieza biológico antes de ser devuelta al río”, explica Oscar Gracia. De esta forma, “devolvemos el agua al medio natural una vez hemos hecho uso de ella con una calidad adecuada”.

Para el 2022, Bieffe Medital prevé invertir en una nueva ósmosis inversa (proceso de purificación del agua), aún más eficiente que las actuales, lo que conllevará al ahorro de 22.000 m3 de agua al año y permitirá mejorar sus prácticas operacionales y su estrategia de gestión de los recursos hídricos en el futuro.

Etiquetas