Alto Gállego

CARRERAS POR MONTAÑA

Gavín, preparado para un gran sábado

Acoge la VIII Crestas del Infierno, con 400 corredores en tres recorridos distintos

De izquierda a derecha, Carlos Yuste, Nuria Pargada, Beatriz Bueno y Marcos Barranco.
De izquierda a derecha, Carlos Yuste, Nuria Pargada, Beatriz Bueno y Marcos Barranco.
M. P.

Gavín espera unos 400 participantes en las tres carreras por montaña de la VIII Crestas del Infierno que se celebra este sábado. En esta edición se ha sustituido la 18K y la 30K por la 21K (1.500m+) y la 42K (2.700m+) que se suman a la tradicional 10K (700m+).

Todas las pruebas tienen salida y llegada en el pueblo de Gavín, municipio de Biescas, Comarca del Alto Gállego, donde ya están colocadas las carpas. La primera en salir será la 42K, a las ocho y media de la mañana, a las nueve saldrá la 21K y a las nueve y media saldrán los corredores de la 10K.

En su inicio, las tres tienen el mismo recorrido que transita por un sendero pendiente y estrecho que desemboca en un gran prado desde donde se llega, pasando la Fuente Chaimona, al primer punto en el que se separa la prueba de 42K, dirigiéndose hacia la Caseta de las brujas y al valle de Lasieso para remontar después hacia el cerro Saleras. Por el contrario, las pruebas de 21K y 10K siguen ascendiendo por el cerro Saleras donde la 10K se desviará para iniciar el regreso al pueblo de Gavín.

“La 42K se unirá al itinerario de la 21K y durante los primeros kilómetros se asciende por un camino abierto donde aparece un paisaje espectacular”, ha explicado este miércoles la organización, el Ayuntamiento de Gavín, el Club deportivo Sport Biofrutal y la Asociación San Bartolomé de Gavín. Al llegar al Monte Sarasé donde se encuentra el punto más elevado de la prueba (2.200 metros), la carrera se dividirá en dos pruebas.

Los corredores de la 21K, que será puntuable para el Circuito Comarcal de Carreras Populares Pirineos Alto Gállego, comenzarán su descenso hasta la Ermita de San Bartolomé y luego hacia Gavín por la senda verde. El resto de corredores, continuarán hasta iniciar el descenso al fondo del valle de Loba, enlazando con el pequeño valle de Bachesango. Al llegar al refugio, el recorrido desemboca por un sendero boscoso hasta llegar a la Ermita de San Bartolomé. Desde este punto, a los corredores les quedaran 4,5 kilómetros para llegar a la meta.

El presidente del Club Biofrutal, Marcos Barranco, incidió en el trabajo que se ha realizado para tener a punto el recorrido. Y en cuanto a corredores ha destacado la presencia “de varios tops” como Miguel Caballero, Kiko Navarro o Dani Magallón, “que le darán nivel a la prueba”.

Además de los cambios en el número de kilómetros, otra novedad es la “Mini Crestas del Infierno” para las categorías inferiores, a las seis y media de la tarde el mismo sábado. El recorrido es urbano, salvo para los mayores que discurre unos metros por una zona verde próxima a la urbanización. En esta actividad ha tenido mucho que ver la Asociación San Bartolomé. Su presidenta Beatriz Bueno, ha comentado que la Mini Crestas viene para quedarse. “La Asociación trabaja muy en contacto con el ayuntamiento y esta es nuestra manera de colaborar con las Crestas del infierno”.

El alcalde de Gavín, Carlos Yuste, ha dicho que este evento “es muy importante para el pueblo, lo hace muy visible y lo posiciona en el mapa”. Y destacó los más de 120 voluntarios que velaran para que la edición sea un éxito.

Por su parte, la alcaldesa de Biescas, Nuria Pargada, ha detallado que esta iniciativa “anima a hoteles, apartamentos, casas rurales, restaurantes, no solo de Gavín sino de la zona”. Y ha incidido en la importancia de contar con tantos voluntarios, “es para quitarse el sombrero”, así como en la colaboración de la Reserva de la Biosfera Ordesa Viñamala, parte del recorrido discurre por ella.

Etiquetas