Alto Gállego

personas mayores

La residencia de Aínsa recibe más de 400.000 euros para obras

La consejera de Ciudadanía, María Victoria Broto, visitó ayer este centro

La consejera Brotio y autoridades ven como un grupo de mujeres de la residencia cosen chiretas.
La consejera Broto y autoridades ven como un grupo de mujeres de la residencia cosen chiretas.
G. A.

La Residencia Comarcal “La Solana” de Aínsa está llevando a cabo obras de mejora en sus instalaciones por un montante de 739.451 euros, de los cuales 436.470 son subvencionados por el Gobierno de Aragón, con cargo al Plan de Recuperación, Transformación y Resiliencia gestionados por el Ministerio de Derechos Sociales y Agenda 2030, dentro del programa europeo Next Generation.

La consejera de Ciudadanía y Derechos Sociales del Gobierno de Aragón, María Victoria Broto, visitó ayer estas obras de mejora que se espera finalicen en el plazo de seis meses. “Se trata de una obra necesaria para mejorar la atención y la calidad de vida de las personas que viven en este centro, y también para dotarla de equipamiento más moderno, mobiliario y nuevas tecnologías”, manifestó la consejera en la visita.

María Victoria Broto puso en valor la financiación del Plan de Recuperación dentro de los fondos europeos Next Generation, que suponen en la provincia de Huesca una inversión de 7,5 millones de euros entre 2021 y 2023. “Este dinero permite acometer mejoras como estas de la residencia de Aínsa, que impactan, directamente, en la vida de los 57 usuarios del centro”, expresó.

La consejera recordó que la filosofía de estas inversiones “es seguir avanzando en el modelo de cuidados y atención centrada en la persona, adaptando los servicios a los mayores y a sus nuevas necesidades, potenciando su autonomía y facilitando su socialización”. En esta línea, dijo que “es también el propósito del Plan del Mayor. Generación de cambio”, eje estratégico del Departamento de Ciudadanía.

La directora de “La Solana”, Laura Castán y la arquitecta técnica del proyecto, Julia Labadie, explicaron en la visita que estos trabajos van a permitir adecuar la tercera planta del edificio, con una reforma integral, y equipar al centro con mobiliario más funcional y nuevas tecnologías. “El objetivo es seguir mejorando la calidad de vida de nuestros residentes, ofreciendo una atención más personalizada e implicando en los cuidados a los familiares, tal como venimos haciendo en este centro, donde trabajamos como un gran grupo de apoyo”, comentó Laura Castán. Ayer, las mujeres de esta residencia, la única en la comarca para personas dependientes, estuvieron cosiendo chiretas (se preparan con tripa de cordero que se tiene que volver del revés) para preparar la fiesta de aniversario que celebran este viernes. Hoy se cumplen 31 años desde la apertura de este centro. En este tiempo han pasado por ella 385 personas, la mayoría de la Comarca de Sobrarbe.

La visita de la consejera, que estuvo acompañada por el alcalde de la localidad Enrique Pueyo, el presidente de la Comarca del Sobrarbe, José Manuel Bielsa y el director provincial del IASS, Eloy Torre, así como por otras autoridades comarcales, coincidió también con la actividad de terapia musical en la que participaban varios residentes.

Etiquetas