Alto Gállego

COSAS DE CASA

Santa Orosia, brilla como la reina de las montañas

El Centro de Interpretación de Yebra de Basa expone toda la historia y tradiciones sobre la santa

Visitantes en el centro deinterpretación.
Visitantes en el centro deinterpretación.
M. P.

NADA ni nadie ha marcado con tanta fuerza la historia milenaria de nuestro Biello Aragón, como lo ha hecho la figura sagrada de Orosia. Desde presidir la catedral de Jaca, hasta adornar los retablos más humildes de infinidad de pueblos y ermitas, movilizar grandes y pequeñas romerías cada primavera o estar presente en cuadros, medallas o estampas”.

Así reza en el panel explicativo que preside el Centro de Interpretación de Santa Orosia, que el pasado 26 de junio se inauguraba en Yebra de Basa, comarca del Alto Gállego. Este espacio que se encuentra en la planta calle del antiguo ayuntamiento de Yebra, tiene siete paneles explicativos en castellano, aragonés, inglés y francés, donde se expone toda la historia y tradiciones de Santa Orosia. Se habla del puerto donde se encuentra la ermita de esta Santa, con su flora y su fauna, de la romería que se celebra cada 25 de junio, de los personajes que intervienen: los danzantes, los romeros o los cantores que entonan en gregoriano popular cantos y los Gozos de la Santa en su novena, de la música del dance que se acompaña del chiflo y el salterio, de la Pastorada que es una representación teatralizada a través de un dialogo entre los danzantes y expresada en la lengua aragonesa que aún se conserva en la zona, de los ropones del peregrino y las cruces y banderas que representan a diferentes pueblos y aldeas del entorno.

Graciano Lacasta recibió el reconocimiento del pueblo de Yebra.
Graciano Lacasta recibió el reconocimiento del pueblo de Yebra.
M. P.

Este Centro de Interpretación ha contado con la colaboración de Graciano Lacasta, Enrique Satué, Rafel Vidaller y José Juan Lanuza (Jota). Para Enrique Satué es importante contar con este lugar “porque es como tener un libro abierto, sencillo, ameno, comprensible y fácil de entender para todo el público, sobre el fenómeno de la romería de Santa Orosia”. Rafel Vidaller que se ha encargado de los textos del puerto y la naturaleza, explica que la explotación centenaria o milenaria de los puertos de montaña “conforma un paisaje antrópico creado por las personas que ha dado lugar a una flora y a una fauna particular”.

Graciano Lacasta recuerda que son muchas las personas que a lo largo del año van a Yebra para hacer el camino de las ermitas andando, “y ahora tienen un sitio para conocer la historia de Santa Orosia y su tradición. Además, también se podría visitar la reliquia que está en la iglesia, se podría poner en una urna de seguridad, creo que aún hay cosas que se pueden hacer entorno a Santa Orosia”.

Cartel de la muestra.
Cartel de la muestra.
M. P.

Graciano Lacasta recibió el homenaje del pueblo de Yebra a su trayectoria en el ámbito cultural, a su labor de recuperación de la Pastorada de Santa Orosia, la enseñanza del dance y su colaboración en el estudio y rehabilitación del patrimonio material. “No he hecho más que cumplir con un deber y una obligación”, dijo, y agradeció el reconocimiento. El acalde de Yebra, José Lafragüeta, le entregó en piedra el escudo de la localidad.

José Lafragüeta agradece el apoyo de la Comarca Alto Gállego, y a la Cofradía de la Cabeza de Santa Orosia y a la Asociación O Zoque por hacer realidad este Centro de Interpretación.

Uno de los paneles explicativos.
Uno de los paneles explicativos.
M. P.

El alcalde junto con la presidenta comarcal Lourdes Arruebo, cortaron la cinta inaugural acompañados de los aplausos de vecinos, amigos y autoridades. “Esta es una actuación que teníamos pendiente y que también quiere rendir un homenaje a todos los habitantes de Yebra y del valle del Basa que generación tras generación han mantenido este patrimonio vivo que fue declarado en 2017 como Bien de Interés Cultural e Inmaterial”. El Centro de Interpretación de Santa Orosia, se suma al de las Iglesias de Serrablo, en Lárrede, y al de Brujería en el Alto Gállego, en Piedrafita de Jaca. Todos se pueden visitarlos gratuitamente las 24 horas del día.

Etiquetas