Alto Gállego

MONTAÑISMO

Una expedición celebra el 80 cumpleaños del ascenso a la Gran Facha

Un total de 35 montañeros franceses y españoles escalaron los 3.006 metros del punto que divide la frontera de ambos países

Bendición del material de montaña en el collado de La Fache por su cara francesa.
Bendición del material de montaña en el collado de La Fache por su cara francesa.
S.E.

Un grupo de unas 35 personas entre españoles y franceses, participaron en el 80 aniversario de la Peregrinación a la Gran Facha, de 3.006 metros de altitud, que se encuentra en la frontera de los países de España y Francia, desde la provincia de Huesca se accede por el balneario de Panticosa. El sacerdote natural de Biescas, Pedro Estaún que intenta cada año no faltar a la cita, explica que, en el collado de la Fache a 2.800 metros, a las 9 de la mañana del pasado día 5 “tuvimos el encuentro entre franceses y españoles”.

Allí tuvo lugar la bendición de material de montaña y pedimos la intercesión de San Bernardo de Mentone, patrón de los montañeros y alpinistas. A continuación, iniciamos la ascensión a la cima lo que requería una gran atención por lo delicado del terreno”. Una vez coronado, se celebró en el lugar la Eucaristía concelebrada por dos sacerdotes españoles Javier Martínez Mallén y Pedro Estaún.

“A continuación fue la ceremonia civil y el nombramiento de tres chicas Damas de la montaña por haber superado por primera vez los 3.000 metros de altitud y descendimos con rapidez con el deseo de que no nos alcanzase la lluvia que estaba anunciada”, argumenta Estaún.

Al más joven de la expedición, Jesús Abellanas, “se le encargó que sea el responsable de organizar otra celebración más solemne dentro de veinte años cuando se cumpla el centenario de la peregrinación”. Este año la asistencia fue reducida en comparación con otras ediciones, “en buena parte, por estar cerrado el refugio francés de Wallon en el que muchos pernoctaban. Hasta hace unos días teníamos la esperanza de que se abriese para estos días, pero una inspección a finales de julio no lo ha permitido”, explicó.

“Se pensó entonces volver a tener todos los actos en Respomuso, pero cuando solicitamos las plazas estaban completas para el día 4 y solo nos pudieron reservar para un pequeño grupo de 10, todos españoles”, concluye pedro Estaún.

El nacimiento

El 14 de octubre de 1941, cuando realizaban una marcha a la Gran Facha, una joven, originaria de Tarbes, Madame Maïte Chevalier tuvo en el descenso una dramática caída bajo la mirada de su marido, de su hermano y de un compañero.

Al fallarle un escalón tallado en la nieve, comenzó a deslizarse cabeza abajo. Su piolet se rompió y quedó la parte superior, de corta longitud, sujeta a su muñeca por medio de la abrazadera.

En su descenso, este trozo acertó a clavarse en el único agujero, hundiéndose hasta la empuñadura. Logró así detener la caída hacia el vacío debajo de los picos de la cara norte. Sus compañeros se apresuraron a rescatarla. En la peligrosidad de la situación invocaron a la Virgen y erigieron una imagen de Nuestra Señora de las Nieves.

Etiquetas