Alto Gállego

ALTO GÁLLEGO

Senegüé, ejemplo de escuela rural que renace con una pedagogía singular

El colegio iniciará el curso con seis alumnos tras temerse por su cierre hace dos años

Los alumnos trabajando en el proyecto de robótica durante el pasado curso escolar.
Los alumnos trabajando en el proyecto de robótica durante el pasado curso escolar.
S. E.

La escuela de Senegüé pasó de estar abocada al cierre a tener matriculados ocho alumnos en Educación Primaria, de 6 a 12 años, el pasado curso escolar. En el nuevo que comenzará el 8 de septiembre, la escuela se queda con seis alumnos porque dos de ellos, Mingo y Azahara, pasan a estudiar Secundaria en el instituto.

Tanto los representantes de la alcaldía de Sabiñánigo en los pueblos de Senegüé y Sorripas, núcleos de los que acuden niños a esta escuela, como desde la asociación vecinal, lucharon para que esta escuela permaneciera abierta, y lo consiguieron.

La maestra de Senegüé desde el curso pasado, Virginia Blanco, puso en marcha un proyecto educativo “que ha funcionado muy bien”, según explica en declaraciones a este periódico. “No es la enseñanza tradicional, es otra forma de enseñar que yo diría empieza a ser tradicional porque hay otras formas que no son las de estar siempre sentados o con libros. No es una escuela natural, es un híbrido, así me gusta definirla. Y es una escuela digital porque tenemos tablets para todos y una pizarra interactiva”.

A menos de veinte días para que comience un nuevo curso, Virginia Blanco invita a visitar esta escuela a familias que provengan de cualquier localidad, puesto que el curso pasado acudieron niños y niñas de Villanúa, Cartirana y Sabiñánigo. “Estamos muy contentos de cómo ha ido el proyecto que hemos desarrollado, se han logrado cosas muy interesantes, incluso participar en el concurso nacional SuperReto DigiCraft, de robótica, donde fuimos uno de los ganadores de la fase aragonesa y finalistas en el nacional. Las familias de los chavales están muy contentas con el método que aquí llevamos”, asegura Virginia Blanco.

La maestra apunta que la permanencia de la escuela está asegurada, “pero -prosigue- nos gustaría poder contar con más alumnos y alumnas que recibiremos con los brazos abiertos”.

Argumenta que el nuevo curso con la nueva ley de educación “abre posibilidades a metodologías que ya llevábamos, de tecnología emocional, colaborativas y de aprender haciendo, aprendizaje de servicio en el entorno de Senegüé. Esta escuela ha arrancado y ha venido para quedarse”, sentencia.

Proyecto con una escuela de Ibiza y otras unitarias

En cuanto a actividades para este nuevo curso escolar, Virginia Blanco comenta que tienen previsto “hacer un proyecto con una escuela de Ibiza para conocer ambos territorios, que son muy diferentes, además de colaborar con otros centros educativos, además de los unitarios de la zona”.

También tienen previsto acudir el próximo septiembre al IV Congreso Internacional de Innovación Educativa que se celebra en Zaragoza, donde los alumnos también participarán en unas actividades que se organizarán allí. “Tiene muy buenas pintas”, apostilla.

Plan Corresponsables

Asimismo, la maestra comenta que para facilitar que vayan más alumnos, “hemos entrado en el Plan Corresponsables que está orientado a favorecer la conciliación de las familias con niñas y niños”. Además, avanza que va tener aula de madrugadores y aula de tarde para conciliar con las familias la entrada y la salida al cole de sus hijos. Hasta ahora el horario era de nueve de la mañana a dos de la tarde, y el próximo curso se empezará a las ocho y la tarde se ajustará a la necesidad de las familias, explica la maestra.

La matrícula para acudir a esta escuela unitaria de Senegüé ya está abierta. “Quienes estén interesados en conocer más acerca del proyecto educativo que desarrollamos, se pueden poner en contacto conmigo a través del correo escuelasenegue@gmail.com, y estaremos encantados de darles la información que necesiten”, concluye Virginia Blanco.  

Etiquetas