Alto Gállego
EN COLABORACIÓN CON DGA

Éxito de la Feria de Otoño de Biescas

Regresó la subasta nacional de ganado vacuno Parda de Montaña.

La Feria de Otoño de Biescas volvía el pasado fin de semana a la localidad pelaire marcada por la normalidad tras la edición de 2021 que se tuvo que adaptar a las restricciones por la covid. Durante los dos días se han vendido 5.000 kilos de queso, todo Biescas ha sido una fiesta, hubo mucho público y el tiempo acompañó.

Este certamen que comenzó siendo ganadero se ha ido completando con los artesanos de diferentes sectores que ya la tienen marcada en el mes de octubre del calendario, ya tiene fecha para el 2023, se celebrara el 21 y 22 de octubre.

Este año la Feria de Otoño ha rendido homenaje precisamente a la ganadería y ha realizado un emotivo homenaje a las sagas ganaderas de la Tierra de Biescas que hoy continúan con las explotaciones.

Recogieron la placa conmemorativa los representantes de esa saga familiar en el siglo XXI, los ganaderos que continúan el oficio los jóvenes Raúl Acín y Antonio Cajal, y Javier Miranda cuyas explotaciones representan la tradición ganadera de Biescas. Todos ellos agradecían este reconocimiento que da visibilidad al sector ganadero del municipio. Raúl Acín acudía a recoger la placa con su abuelo, Antonio Cajal con su padre y Javier Miranda con su madre.

Volvía la subasta nacional de ganado vacuno Parda de Montaña organizada por Araparda (Asociación de Criadores de raza bovina Parda de Montaña), hacía tres años que no se celebraba, y tenía continuidad la Autonómica de ovino Churra Tensina organizada por ATURA (Asociación de Criadores de Ganado Ovino de raza Churra Tensina). En ambas, todos los animales a subasta salieron, por un montante de 21.060 euros, 3 machos de vacuno quedaron desiertos.

Y en la zona de la Conchada se colocaron las carpas para las exposiciones de ganado vacuno, ovino, caprino y caballar.

En una entrevista de Diario del Altoaragón al Consejero de agricultura, ganadería y medio ambiente del gobierno de Aragón, Joaquín Olona, este dijo que las ferias “han sido siempre una de las herramientas de marketing más poderosas, a través de las que las casas ganaderas han logrado obtener nombre y prestigio, mejorando así sus flujos de negocio. Hoy en día, además del componente festivo que tienen, permitiendo la reunión de todos los vecinos; siguen siendo un escaparate muy importante para impulsar el desarrollo y la profesionalización del sector, reforzando los canales de comercialización y dando a conocer la labor de un sector tan importante para muchos municipios de nuestra Comunidad Autónoma”.

Y en cuanto a la ganadería extensiva manifestó que es un factor “de sostenibilidad ambiental y una herramienta muy importante para combatir la despoblación, puesto que arraiga y asienta a la población al territorio”.

Productos artesanos

En el pabellón polideportivo, el frontón cubierto y las carpas anexas, se pudo visitar la muestra de productos artesanos en textil, madera, muebles, cerámica, forja, joyería, cuero, piedra, y de alimentación, como aceite, repostería, chocolates, embutidos, quesos, productos del pato y la oca, y vinos.

Se vendieron durante el fin de semana, unos 5.000 kilos de quesos en los 26 puestos dedicados a este producto, unos 2.000 kilos más que en el certamen del año pasado.

En esta edición el XVII premio Queso de Otoño fue EARL Castaing, del Valle d´Ossau (Francia), por un queso de oveja. Este se eligió por votación popular con 1.284 votos del total de 2.649 emitidos. De los cuatro quesos finalistas de 23 presentados, el segundo puesto fue para el queso Cachirulo de Estrabilla con 502 votos, el tercero para El Benasqués con 436 votos, y el cuarto, para Sarró de cabra con 405 votos.

En el apartado quesero hay que destacar Quesos de Elena que se elaboran en el vivero de empresas que Adecuara tiene en Biescas, y que por primera vez ha acudido a este certamen.

Además de los productos artesanos citados, la feria de Biescas ha contado una edición más, con una muestra de vehículos de las ultimas gamas, que fiel a su cita, y ya son más de treinta años acudiendo a este certamen, lleva hasta la localidad pelaire Seat Automóviles Serrablo de Sabiñánigo.

Otras actividades

En esta ocasión los oficios tradicionales rindieron homenaje a los “guarnicioneros”, Titiriteros de Binéfar y su “Jolgorio del bueno” llenaron la carpa, como también el grupo de música folk Miércoles de Cecina.

El sábado se repartieron mil raciones de tapas elaboradas con setas, y el domingo se despedía la Feria de Otoño con una degustación de ternera asada al espedo, de raza Parda de Montaña, donada por Araparda.

El vicepresidente del Gobierno de Aragón dijo que esta feria “tiene personalidad propia y es una cita ineludible en el calendario ferial, todos los espacios están ocupados y hay mucho público, el éxito está garantizado”. Y aseguró que se ha consolidado “bajo tres vectores: ganadería de montaña, el queso y la agroalimentación y la artesanía”.

Ferias como la que se celebraba en Biescas el pasado fin de semana, son un escaparate imprescindible para mostrar al público, a la sociedad, todos esos productos que también invitan a conocer más el mundo rural.

La alcaldesa de Biescas y presidenta del Comité organizador de este evento, Nuria Pargada se congratula por el resultado de esta edición “que ha vuelto a lo grande tras las restricciones por la pandemia el año pasado y el no haberse podido celebrar en 2020. Estamos muy contentos con la respuesta del público y de los expositores. El Comité se reunirá en unos días para hacer una valoración con detalle, y ver qué se pude mejorar para la edición del 2023”.

Etiquetas