Alto Gállego

DESARROLLO

Afectados en Biescas por la línea eléctrica alegan contra su soterramiento

Los vecinos del municipio se han reunido este sábado para firmar los documentos que tienen que presentar hasta el día 14

Asistentes a la firma de alegaciones contra el soterramiento de la línea de alta tensión.
Asistentes a la firma de alegaciones contra el soterramiento de la línea de alta tensión.
S. E.

Los vecinos del municipio de Biescas afectados por el “Proyecto de modificación de la línea de evacuación subterránea 220 kV entre la Subestación Eléctrica Transformadora (SET) Sierra Plana 1-SET Biescas en los términos municipales de Sabiñánigo y Biescas”, que se encuentra en período de información pública, se han reunido este sábado en las dependencias del Ayuntamiento de Biescas para firmar las alegaciones que les había facilitado el propio ayuntamiento, contra el soterramiento de dicha línea de alta tensión, cuyo plazo de presentación acaba el próximo 14 de noviembre.

Además de firmar las alegaciones, los asistentes han hablado de la situación en la que se encuentra este proyecto al que en su día ya presentaron otras en contra de la propia línea para construir un macroproyecto de placas fotovoltaicas.

Javier Cazcarro, uno de los afectados, es rotundo al afirmar que no quieren que esta línea pase por Biescas ni soterrada ni sin soterrar, “pero si tienen que hacer la línea de evacuación y tiene que venir a Biescas que venga por suelo público no por fincas privadas”. Asimismo, comentaba a este diario que el terreno por donde la línea se soterre “deja de ser tuyo y cualquier día uno de la empresa puede pasar. Imagino que encima del soterrado se podrá cultivar y las vacas podrán pastar, pero nunca podrás construir una nave, la servidumbre está clara”.

En Biescas serían una veintena de propietarios de terrenos los que estarían afectados por esta línea de alta tensión, en Orós Bajo y en Orós Alto unos diez, y otros tantos en el pueblo de Oliván.

En las alegaciones, los afectados piden entre otros aspectos, que el trazado “se traslade a fincas con las que la promotora haya obtenido algún acuerdo con su propietario o a terrenos de titularidad pública y, en su defecto, que sea de conformidad con el Derecho Civil Foral Aragonés de modo que la línea a su paso por la finca del firmante permita el paso de la maquinaria necesaria para tareas agrícolas o ganaderas y con profundidad suficiente para arar”.

Argumentan que la promotora no ha respetado las limitaciones legales a la construcción de servidumbres de paso.

Y manifiestan en el documento que el estudio de impacto medioambiental “reconoce que parte del trazado atraviesa suelo dedicado a la actividad ganadera que es de alta relevancia cultural en la zona y además está protegida con la figura de la Reserva de la Biosfera Ordesa-Viñamala. La actividad agraria y ganadera es seña de identidad de la zona y conforma su paisaje y medio ambiente, que son el motor del turismo, por lo que se entiende que existe un interés público en no alterarlas en beneficio de actividades privadas”.

La última de las alegaciones, de un total de ocho, se refiere a la afección al paisaje y al patrimonio histórico “porque, aunque se soterre la línea, la planta fotovoltaica permanece visible desde Oliván y no se evalúa correctamente la afección a varias iglesias, algunas mozárabes, lo que infringe la Ley del suelo”.

El Ayuntamiento de Biescas también presentará alegaciones a este proyecto. La alcaldesa Nuria Pargada explicaba recientemente que, aunque se haya modificado el proyecto a un tendido soterrado, “hay que saber que en todo ese recorrido se limitarían, en un grado u otro, actividades como la agricultura y la ganadería en las fincas y campos donde los cultivos y pastos forman parte de la vida y porvenir de los pueblos y vecinos de nuestro municipio, tanto por tradición como con iniciativas innovadoras que se verían en ambos casos perjudicadas”.

Etiquetas