Bajo Cinca

BAJO CINCA - SECTOR PRIMARIO

Mercofraga asegura que esta campaña frutícola es mejor que la del año pasado

Menos producción y más consumo han sido factores que han hecho subir los precios

Identifican una mutación del coronavirus que salió de Aragon y predomina en la segunda ola en Europa
Identifican una mutación del coronavirus que salió de Aragon y predomina en la segunda ola en Europa
S.E.

FRAGA.- La campaña de recogida de fruta de este año acaba de superar la fase más intensa y encara las últimas semanas de recolección en el Bajo Cinca. La pandemia del coronavirus lo ha condicionado todo desde el pasado mes de marzo y la actividad frutícola no es una excepción, aunque al ser un sector esencial tampoco se ha visto muy afectado. En términos generales, se puede decir que la campaña ha sido bastante mejor que la del año pasado, sobre todo en lo que es el nivel de los precios de la fruta para los productores, pero la temporada del 2019 fue tan negativa que, ampliando el foco de la comparativa, se puede considerar una campaña que entraría dentro de lo normal.

El director del Mercado de Fruta y Productos Agrarios en Origen, Mercofraga, José Ignacio Gramún, ha hecho una primera valoración que va en ese sentido. "Está siendo una campaña rara, por todo el tema del coronavirus, pero podemos decir que está siendo mejor que la del año pasado, pero teniendo en cuenta lo mala que fue esa campaña, podríamos calificar la de este año como una campaña normal, en cuanto a precios", ha asegurado el director de Mercofraga.

Ignacio Gramún ha destacado que pese al problema de la pandemia de la covid-19, se han dado dos factores que han favorecido a los productores de la zona: el descenso de producción, sobre todo en otras zonas frutícolas, y el aumento del consumo, que ha provocado el repunte de precios. "Esta campaña ha bajado la producción con respecto a años anteriores. Podríamos hablar de un descenso medio de hasta un veinte por ciento de producción, debido sobre todo a cuestiones meteorológicas, como el pedrisco, o los problemas de cuajado en primavera", ha apuntado Gramún.

La ley del mercado dice que, si hay menos oferta y más demanda, el precio del producto debe subir. "Hemos notado también un aumento del consumo de fruta. Da la impresión de que la pandemia y el confinamiento ha hecho que las familias consuman más fruta y verdura. Todo ello ha provocado un aumento de los precios de la fruta sobre los que se pagaron el año pasado, que apenas superaban los costes de producción", ha dicho Ignacio Gramún.

Según las cotizaciones diarias del mercado fragatino, se está pagando la fruta entre 0,60 y 0,90 euros el kilo, con unos precios que estarían alrededor de un veinte por ciento por encima de los del año pasado. Lo que pasa es que la campaña del 2019 "fue tan desastrosa que casi son los precios de una campaña normal", ha asegurado el director de Mercofraga, que también se ha referido a la incidencia del coronavirus en la disposición de mano de obra. "Al principio parecía que sería imposible encontrar trabajadores para la campaña, pero al final, prácticamente no ha habido ningún problema en este sentido y ha habido suficientes temporeros para cubrir la temporada".

Etiquetas