Bajo Cinca

BAJO CINCA - INFRAESTRUCTURAS

Preocupación por el traslado de la Casa de la Juventud de Fraga

La entidad vecinal del Casco Histórico fragatino pide apoyo para esta zona

Preocupación por el traslado de la Casa de la Juventud de Fraga
Preocupación por el traslado de la Casa de la Juventud de Fraga
J.C.

FRAGA.- La Asociación de Vecinos y Amigos del Casco Histórico de Fraga ha expresado, a través de su perfil en las redes sociales, su preocupación por el cierre de la Casa de la Juventud en la calle Mayor de la capital fragatina y su traslado a otra sede en el edificio de los antiguos juzgados, donde se encuentra ya el Club Joven.

La delegación municipal de Juventud en el Ayuntamiento de Fraga ha decidido no prorrogar el alquiler del edificio situado en la calle Mayor, donde se encontraba la Casa de la Juventud, y centralizar todos los servicios de información, asesoramiento, talleres, cursos y actividades jóvenes en el local de la avenida Reyes Católicos, un local de titularidad municipal. El traslado tuvo lugar la semana pasada.

La presidenta de la asociación del casco histórico, Mari Anto Beltrán, considera que "se hace un flaco favor a los fragatinos cerrando otro local en la calle Mayor, debido al deterioro más que visible que sufre la parte histórica de la ciudad. Han pasado muchos concejales con muchos proyectos, propuestas y estudios para transformar ese local de la Casa de la Juventud en un centro social y cultural digno para la ciudad, pero ninguno se ha llevado a cabo", asegura la presidenta de la asociación, que ha pedido más apoyo para el casco histórico fragatino "que sufre un progresivo deterioro".

Mari Anto Beltrán recuerda que Cáritas ha dejado el local de la plaza de San Pedro porque estaba en ruinas y que en toda esa zona se está dando un grave problema de infravivienda. "La plaza de San Pedro, la calle Mayor y otras próximas se ha convertido en una manzana en la que hay gente viviendo en locales comerciales, en condiciones infrahumanas o donde se paga 150 euros al mes por un colchón, a personas sin escrúpulos. Muchas de estas infraviviendas eran peñas de jóvenes que se usaban para las fiestas, hasta que se clausuraron por el peligro que suponía su estado, y ahora hay gente viviendo allí", explica.

La presidenta del casco histórico considera que "esta es una situación que puede cambiar, pero necesitamos el apoyo de las instituciones y organismos oficiales para mejorar las cosas".

El traslado de la Casa de la Juventud le supone al Ayuntamiento un ahorro de unos 18.000 euros, al no prorrogarse el alquiler del local en la calle Mayor.

El concejal delegado de Juventud en el Ayuntamiento, David Casanova, recuerda que el centro se mantiene, pese al traslado, en el casco histórico fragatino. "Teníamos claro que queríamos que este servicio permaneciera en el casco histórico y el edificio de los antiguos juzgados es ideal para unificar los servicios dedicados a los jóvenes", explica.

Según asegura Casanova, "con esta medida esperamos ofrecer un mejor servicio, unificando recursos entre el Club Joven y la Casa de Juventud. Tanto la información, asesoramiento, servicios y actividades dirigidas a jóvenes y adolescentes podrán ser gestionados de forma más eficiente".

Etiquetas