Bajo Cinca

BAJO CINCA - PARTIDOS POLÍTICOS

Podemos pide una residencia pública y más acogedora en Fraga

La Comarca del Bajo Cinca tiene en mente construir una en la capital fragatina

Podemos pide una residencia pública y más acogedora en Fraga
Podemos pide una residencia pública y más acogedora en Fraga
J.C.

FRAGA.- El círculo de Podemos Baix Cinca ha reclamado a la Comarca del Bajo Cinca que la futura residencia comarcal que se pretende construir en el futuro, sea de gestión pública, tal y como se había planteado desde el principio. Hay que recordar que la comarca tiene en mente construir una residencia pública en los terrenos que le cederá el Ayuntamiento de Fraga en la zona de San Simón en la capital fragatina. En la comarca del Bajo Cinca ahora mismo no hay ninguna residencia de titularidad pública y las tres que hay en el territorio (dos en Fraga y una en Belver de Cinca), son privadas. En Mequinenza también se inició una, pero las obras están paradas desde hace años, y su continuación está pendiente de la financiación del Plan Miner.

El círculo comarcal de Podemos ha mostrado en un comunicado de prensa, su preocupación por las recientes declaraciones realizadas por el presidente de la comarca, Marco Ibarz, tras la reunión con la consejera de Ciudadanía y Derechos Sociales del Gobierno de Aragón, María Victoria Broto, declaraciones que califica de ambiguas, al plantear la necesidad de estudiar mejor el modelo a aplicar en la comarca.

En este sentido, la agrupación comarcal de Podemos considera que "la residencia comarcal debe ser de gestión pública, huyendo de cualquier otra fórmula que privatice el servicio y la gestión y que ésta debe asumirla directamente la propia Comarca, sin delegar en una empresa, fundación o similar, para evitar la precarización del servicio y de las condiciones laborales de sus trabajadores".

La formación morada considera también que ahora mismo se ha abierto un debate sobre el modelo residencial actual, para mejorarlo y adaptarlo a las nuevas necesidades que ha dejado patente la pandemia de la covid 19. Por ello entienden que "sería un error no explorar nuevas posibilidades y repetir patrones que se están demostrando que ya no sirven para la nueva realidad, tanto en formas de gestión, como en la construcción de una macro residencia". En este sentido, Podemos aboga por "un modelo residencial más acogedor que huya de grandes edificaciones, basado en construcciones más pequeñas, que genere espacios comunes, y que se preserve la privacidad del residente".

Tras la reunión con la consejera Broto, Marco Ibarz, declaró que le había trasladado precisamente, "la preocupación sobre el mejor modelo de la futura residencia de personas mayores, dada la nueva situación provocada por la crisis sanitaria, ya que los modelos a seguir se han visto afectados y se deberán actualizar". Así, Ibarz, apostaba por ver todas las posibilidades, pero no descartaba en ningún caso, la residencia pública, "aunque tal vez haya que estudiar algunas zonas para poder aislar residentes en caso de darse pandemias como la actual, o ver otras posibilidades como viviendas tuteladas, residencias más pequeñas y completar estos servicios con el apoyo domiciliario".

Etiquetas