Bajo Cinca

sector primario

Los fruticultores de la provincia de Huesca evalúan los daños en árboles por el hielo

Tras dos noches con temperaturas bajo cero, se prevé que haya pérdidas en explotaciones del Bajo Cinca

Así de helados amanecieron ayer los frutales en la zona Zaidín-Fraga.
Así de helados amanecieron ayer los frutales en la zona Zaidín-Fraga.
S.E.

Los fruticultores de varios municipios de la comarca del Bajo Cinca conocerán con mayor exactitud en las próximas horas el daño que ha ocasionado en los frutos ya cuajados, principalmente albaricoque y cereza, las heladas registradas en las noche del viernes al sábado y, sobre todo, del sábado a ayer. Aunque las previsiones anunciaban un frente más frío, finalmente las heladas han sido más moderadas de lo esperado y están en la tónica de las que se registran por esta época muchos años. No obstante, los árboles plantados en hondonadas aparecieron ayer por la mañana con una capa de hielo que los tiñó de blanco, por lo que habrá que esperar hasta este martes o miércoles para conocer el alcance de esta helada.

Óscar Moret, responsable de Fruta Dulce de Uaga, explicó que la temperatura en la noche del sábado a ayer cayó varios grados bajo cero (hasta -4 º) y dejó heladas en los municipios de la ribera del Cinca, sobre todo en las zonas más hondas. “Ha habido bastante afección en el albaricoque porque está en un momento fenológico idóneo, y también algo en nectarina, cereza y almendro, pero de momento aún no se puede valorar bien”, señaló ayer, remitiéndose a los primeros días de esta semana para hacer una evaluación de daños más precisa.

Detalle del hielo que cubría ayer por la mañana los frutales de varios municipios del Bajo Cinca.
Detalle del hielo que cubría ayer por la mañana los frutales de varios municipios del Bajo Cinca.
S.E.

Insistió en que el albaricoque es ahora la especie más vulnerable al tener el fruto ya cuajado, mientras que “la mayoría de melocotón está todavía en caída de pétalos, aunque ya veremos a ver cómo le ha afectado”.

Moret estimó que las heladas se generalizaron entre Torrente de Cinca y Binaced, en la provincia de Huesca, así como en el Baix Segre leridano, y subrayó que en la noche del sábado a ayer “fueron muchas horas” porque empezó a helar a la 1 de la madrugada.

Se esperaba que esta noche pasada también hubiera alguna helada, tal y como también señaló Ramón Portolés, responsable de Asaja nacional en el comité hispano-francés-italiano de Fruta Dulce.

Portolés indicó que la afección real se verá en los próximos días en los frutos cuajados antes del aclareo, operación que estaba prevista iniciarse a mediados de abril en melocotones, paraguayos y nectarinas. “Mi opinión es que habrá zonas bajas que habrán sido las más afectadas”, destacó, e incidió en que ha sido una “helada de radiación” (que es la más habitual en esa zona), a pesar de que “esperábamos una helada de frente polar” que al final no ha sido tal.

Portolés detalló que ayer amaneció “con hielo” y que aún quedaba esta pasada noche, en la que también se esperaba frío, por lo que los daños no se podrán cuantificar hasta dentro de unos días. Y aclaró que hay especies y variedades, como la nectarina, más vulnerables al frío que otras dentro de la fruta dulce

Etiquetas