Bajo Cinca

BAJO CINCA - CONTROL DE PLAGAS

Fraga advierte de que si la Comarca no actúa, la campaña antimosquitos no servirá

Los municipios de la vega de los ríos y el Bajo Ebro, instan a una labor coordinada

Operarios del Ayuntamiento de Fraga realizando las labores de tratamiento anitmosquitos
Operario del Ayuntamiento de Fraga realizando labores de fumigación en la zona urbana.
Ayuntamiento de Fraga

Esta semana el Ayuntamiento ha iniciado los tratamientos anti mosquitos en el núcleo urbano, con especial incidencia en parques, Ciudad del Deporte y zonas arboladas.

No obstante, desde el consistorio se advierte que si la Comarca del Bajo/Baix Cinca no inicia en breve los trabajos en el cauce y ribera del río Cinca, los tratamientos urbanos tendrán una efectividad limitada.

El 2 de marzo el Ayuntamiento de Fraga remitió un oficio al ente comarcal, advirtiendo de las altas temperaturas y la proliferación de mosquitos en los municipios de la vega de los ríos Cinca, Alcanadre y el Bajo Ebro, con el objetivo de coordinar trabajos y solicitar la implicación de la Consejería de Sanidad del Gobierno de Aragón, además de ejecutar medidas de forma conjunta para evitar la aparición de mosquitos y minimizar el efecto sobre la salud pública de las personas. 

El 8 de marzo, el presidente de la comarca, Marco Ibarz, respondió que “ya disponían del liquido para los tratamientos” y que tenían “previsto realizar trabajos en coordinación con la Generalitat de Catalunya y la Comarca del Cinca Medio“ y que estos serían realizados “en el momento idóneo”.

Más de dos meses después, no se ha realizado ningún tratamiento, o al menos no se ha informado de ello y la aparición de mosquitos empieza a ser más que evidente, tal y como alertó el consistorio fragatino hace más de dos meses.

Esta semana se han iniciado los trabajos de fumigación, con dos aplicaciones diarias. El tratamiento, al igual que los últimos años, se realiza con productos ecológicos y respetuosos con el medio ambiente, pero se advierte que sin un tratamiento conjunto en el origen del problema, abarcando las vegas en el río Cinca y Alcanadre y la zona del Bajo Ebro, los tratamientos urbanos serán poco efectivos.

Etiquetas