Bajo Cinca

bajo cinca - SECTOR AGROALIMENTARIO

Preocupación por el “encaje” del sector frutícola en la nueva PAC

El presidente de la Comarca del Bajo Cinca traslada a Olona la inquietud del territorio

Reunión del consejero Olona con el presidente de la Comarca del Bajo Cinca y otros munícipes del territorio.
Reunión del consejero Olona con el presidente de la Comarca del Bajo Cinca y otros munícipes del territorio.
C.B.C.

El presidente de la Comarca del Bajo Cinca, Marco Ibarz, trasladó este jueves al consejero de Agricultura, Ganadería y Medio Ambiente del Gobierno de Aragón, Joaquín Olona, la preocupación del sector frutícola del territorio por la nueva Política Agrícola Común (PAC) para el periodo 2023-2027 y la necesidad de que se incluya en las ayudas desacopladas “para poner fin a una situación discriminatoria”. Así lo expuso en el encuentro que mantuvieron en la sede de la Comarca del Bajo Cinca junto a varios alcaldes y otros representantes municipales de la comarca.

Desde la entidad comarcal bajocinqueña explican que en la reunión de trabajo se abordaron “cuestiones vitales” para el sector frutícola como su encaje en la nueva Política Agraria Común (PAC), las fuertes heladas que han afectado a la zona y su repercusión, el proceso de vacunación contra la covid-19 o las líneas de ayuda previstas en el Plan de Recuperación, Transformación y Resiliencia en materia de modernización de regadíos sostenibles.

Una de las cuestiones en las que se hizo más hincapié fue en la nueva PAC. Ibarz manifestó a Olona la preocupación del sector frutícola del Bajo Cinca por la reforma de la política agrícola. A su juicio, la inclusión de los fruticultores en las ayudas desacopladas es una medida que debería ser prioritaria en la negociación del documento en la Unión Europea y que supondría “un importante balón de oxígeno para el futuro y la supervivencia de las pequeñas y medianas explotaciones, pilar económico de la comarca, que no están pasando por su mejor momento”.

El consejero Olona afirmó en su exposición que “la PAC tiene que garantizar la supervivencia de las explotaciones familiares”.

Paralelamente, se analizó el impacto de las fuertes heladas del pasado mes de marzo sufridas en la zona y que han supuesto pérdidas de hasta 300.000 toneladas de producción y la destrucción de cerca de 3.000 puestos de trabajo. También se quiso agradecer la “implicación” y la “determinación” del Gobierno de Aragón en la puesta en marcha del dispositivo que ha permitido vacunar contra la covid-19 a los trabajadores y empresarios agrícolas, al tratarse en su mayoría de personas con mucha movilidad, “lo que ha permitido afrontar una campaña complicada, por las heladas, con seguridad”, consideran desde el ente comarcal.

Los regadíos en el Plan de Recuperación

Por último, en la reunión se habló del Plan de Recuperación, Transformación y Resiliencia impulsado por el Gobierno de España y de su aplicación en el sector agrícola. En concreto, se destacó que el documento recoge partidas para las líneas de modernización de los sistemas de regadíos, impulsando los regadíos más sostenibles y de precisión con el objeto de promover el ahorro del agua y la eficiencia energética. 

Etiquetas