Bajo Cinca

CAMPAÑA FRUTÍCOLA

Sabor “agridulce” al cierre de MercoFraga

Ignacio Gramún, responsable de la lonja, lamenta la poca “rentabilidad” pese a la merma productiva de esta campaña

Ignacio Gramún, director de MercoFraga.
Ignacio Gramún, director de MercoFraga.
D.A.

El mercado de fruta en origen MercoFraga cerró su campaña hace varios días con “un sabor agridulce”. A pesar de que “los precios han sido buenos” y el producto “se ha vendido bien”, según informó el director general de esta lonja bajocinqueña, Ignacio Gramún, no se ha llegado a una “rentabilidad aceptable”.

En este año “muy especial”, Gramún señaló los tres factores que han marcado la campaña en las explotaciones tradicionales -“de 10 a 20 hectáreas y con producciones de 200 a 300 mil kilos”-: una importante bajada en la producción, una subida de los precios insuficiente y unos seguros agrarios “que no están pensados para heladas de esta envergadura”.

Las heladas del mes de marzo provocaron la pérdida de dos tercios de la producción respecto a otros años en MercoFraga. “En el mercado de Fraga, que mueve alrededor de tres millones de kilos, nos hemos quedado en un millón de kilos. Hacía muchísimos años que no se veía una bajada tan importante”, contabilizó el responsable de la lonja, concretando que el frío afectó, entre otros, a 2.400 hectáreas en Fraga, 1.400 en Zaidín, 1.000 en Belver de Cinca, 500 en Osso y 250 en Velilla.

El precio de la fruta, gracias a la escasez, ha subido. No obstante, el remonte de los importes que se han venido pagando ha sido insuficiente para cubrir esta merma. Los precios se han incrementado entre un 15 y un 20 por ciento, lejos de la subida que se debería de haber producido para rentabilizar la cosecha.

“Cuando hay poca oferta, es muy difícil rebasar el euro. Sin embargo, cuando hay mucha oferta, los precios bajan en picado hasta unos valores irrisorios”, lamentó, por lo que instó a “la regulación de la cadena alimentaria para que haya un reparto más justo y equitativo”.

Temporeros del Bajo Cinca en plena recogida de fruta.
Temporeros del Bajo Cinca en plena recogida de fruta.
D.A.

El tercero de los factores son las compensaciones de las aseguradoras. Gramún indicó que los seguros están pensados para “el granizo”, ya que la cobertura de daños por helada perita toda la explotación, a diferencia de la cobertura por pedrisco, donde se examinan los daños “parcela por parcela”.

En definitiva, valoró Gramún, “no hemos llegado a una rentabilidad aceptable, nos quedamos muy, muy al límite de los márgenes de rentabilidad. Vamos a esperar a otras campañas, si acompaña la climatología, y las cosas van a mejor”.

Etiquetas