Bajo Cinca

Agricultura

La plaga de conejos daña los cultivos de fruta en Fraga

Explican que la situación fue especialmente dañina en los cultivos extensivos y que la caza no es suficiente para frenarla

Frutal afectado por los conejos en Fraga.
Frutal afectado por los conejos en Fraga.
S.E.

La plaga de conejos en algunos lugares de Aragón lleva años causando daños en los cultivos. En el Bajo Cinca, el fomento de la caza desde la diputación, no es suficiente: “lejos de reducirse las poblaciones de conejos, van aumentando”, comenta Manuel Rausa, fruticultor de Fraga que lleva sufriendo esta situación ocho años. “No hay una zona que no hayan arrasado. Hoy te comen dos árboles, dos ramas, mañana otras dos; suben a las faldas y se comen los brotes nuevos. Es un daño constante y la plaga va a más”, añade.

Rausa comenta que los agricultores de la zona intentan proteger sus cultivos pero, aún así, los conejos consiguen colarese: “intentamos meter protectores a los árboles pero suben arriba a las cruces”.

El agricultor aclara que los efectos de la plaga son más tenues en verano porque “crece más hierba en las facetas y en las hileras” y que la situación empeora en “noviembre o diciembre y durante la primavera”, cuando los animales empiezan a acercarse a los árboles.

En esta línea, añade que los daños son especialmente perceptibles en los cultivos extensivos: “ahí es una barbaridad lo que ha pasado este último año que ha habido un poquito de sequía y los daños han sido catastróficos en según que zona”.

Un problema que podría extenderse al cobro de la Pac: “para cumplir los condicionantes de la Pac nos exigen tener dos, tres cultvos y hay zonas en las que no podemos poner cebada, solo podemos poner un cultivo que no lo tocan mucho: tropicana”. Y añade que están en contacto con la Dga para valorar que en las zonas con plaga de conejos “ese cultivo puediera ser mayoritario y que no hubiera problemas para cumplir con la Pac”.

Rausa considera que “únicamente con la caza no hay manera”, y considera que alguna de las propuestas que podría mejorar la situación tener un seguros de herbáceos mejor y “negociar con Enesa o con Agroseguro un servicio de extensivos mucho más acorde con la situación”.

Otra de las ideas que los agricultores de la zona han propuesto en otras ocasiones es “que la Universidad de Zaragoza, desde la Facultad de Veterinaria, pudiera hacer algún estudio o propuesta de control de la población de conejos”.

Esta situación se repite en otros puntos de la comunidad como La Almolda y Almonacid de la Sierra.

Etiquetas