Bajo Cinca

MUNICIPAL

Fraga pone en valor las actuaciones sobre el río Cinca

40 años después de la riada que anegó el municipio, el consistorio destaca las intervenciones para prevenir el riesgo de inundaciones

Actuaciones realizadas sobre el río Cinca.
Actuaciones realizadas sobre el río Cinca.
S.E.

El 8 de noviembre de 1982 se desbordó el río Cinca alcanzando los seis metros de altura en el cauce y cubriendo la mayor parte de la zona nueva de la ciudad. Se produjeron numerosos daños materiales, pero afortunadamente, sin personas heridas de gravedad por el suceso. 40 años después de esta efeméride, el ayuntamiento de la localidad ha destacado las actuaciones realizadas durante esta legislatura para prevenir el riesgo de inundaciones en la ciudad.

Entre ellas, se ha redactado el Plan Municipal de actuación ante riesgos de inundación en el municipio de Fraga. “Es curioso cómo, a pesar de los graves inconvenientes que ha supuesto el decreto de inundabilidad en Fraga desde finales de 2016, el anterior equipo de gobierno no hubiera iniciado la redacción de este plan”, ha indicado Burgos.

A su vez, se han ejecutado trabajos de limpieza y desbroce en el río, actuando en unos dos kilómetros del tramo del Cinca a su paso por la ciudad. Estas actuaciones han sido autorizadas por la Confederación Hidrográfica del Ebro y supervisadas por técnicos especializados. Tanto para el desarrollo del plan de prevención, como para las actuaciones en el río, se han conseguido dos subvenciones que suponen un total de 46.000 € de ahorro para las arcas municipales.

Finalmente, se ha impulsado el proyecto ‘Cinca Revive’, que podrá iniciarse en breve y se han obtenido 3 millones de euros de Fondos Europeos para restaurar el ecosistema fluvial del río Cinca y reducir el riesgo de inundación en Fraga. Este proyecto mejorará los usos constructivos en la ciudad, así como los usos lúdico-recreativos. Además de estas actuaciones hay otras que han quedado fuera de esta subvención, por su tipología, y que el Ayuntamiento de Fraga también quiere llevar a cabo en los próximos meses.

Con todo ello, el proyecto “Vivir de cara al río y no de espaldas a él”, tal y como ha indicado el alcalde de Fraga, Santiago Burgos, quiere unir puentes entre la localidad y su acompañante. “Nosotros lo tenemos claro, queremos que Fraga se sienta orgullosa de su río y deje de tenerle miedo. El Cinca tiene un gran potencial recreativo, turístico, social y empresarial. En pocos años vamos a vivir de cara al río de una forma segura y medioambientalmente sostenible”, concluyó Santiago Burgos, alcalde de la ciudad.

Fraga y el Cinca

Fraga tiene una estrecha e histórica relación con el río. El Cinca ha bañado las fértiles huertas del Bajo Cinca, sirvió para que se asentara la casa noble de Villa Fortunatus hace siglos, en época romana y es parte de la historia local, representada en cuadros de Miguel Viladrich, como ‘La aguadorcita’ o en la propia estatua de ‘La Fragatina’ que porta cantaros para ir a buscar agua al río como se realizaba antaño.

El río Cinca también tuvo su protagonismo durante la Guerra Civil Española, con la destrucción del mítico ‘Pont de Ferro’ (Puente de Hierro) de la ciudad. La demolición de esta icónica infraestructura sirvió de poco a los intereses bélicos de ambos bandos, como casi todo en las guerras, pero gracias a fotografías antiguas, el puente sigue presente en la memoria a imaginario colectivo de la ciudad.

Otro momento más reciente de la historia llegó en diciembre de 2016 en forma de Real Decreto 638/2016, estrechamente vinculado con la normativa europea, por el que se modifica el Reglamento de Dominio Público Hidráulico aprobado por el RD 849/1986, el Reglamento de Planificación Hidrológica aprobado por el RD 907/2007 y otros reglamentos en materia de gestión de riesgos de inundaciones. Esta normativa supuso un cambio en el desarrollo constructivo y urbanístico de la ciudad e hipoteco actividades sociales, como el Recinto Peñero del Sotet, que tuvo que disgregarse y repartirse en varios puntos de la ciudad.

Etiquetas