Cinca Medio

recreaciones históricas

El Castillo de Monzón viaja a la Baja Edad Media en Semana Santa

Del 1 al 4 de abril, una veintena de recreadores mostrarán la vida en la fortaleza

Ambientación histórica en Semana Santa.
Ambientación histórica en Semana Santa.
Ayuntamiento de Monzón

Los recreacionistas volverán al Castillo de Monzón durante los días de Semana Santa para mostrar cómo era la vida en la Baja Edad Media. Estancias decoradas, ambientación histórica y una veintena de recreadores harán viajar al pasado a los visitantes que se acerquen a la fortaleza montisonense entre el jueves 1 y el domingo 4 de abril.

Poniendo en escena diferentes actividades y reconstruyendo escenas propias de la época que se recrea, entre 12 y 25 personas, dependiendo del momento, mostrarán al visitante cómo transcurrían los días en el Castillo, cómo vivían sus moradores, cuáles eran las recetas culinarias de la época… No faltarán algunos de los atractivos que más interés despiertan, como las armas de fuego, un campamento militar o un taller de arquería.

Cartel de la ambientación histórica en Semana Santa en Monzón
Cartel de la ambientación histórica en Semana Santa en Monzón
S.E.

Organizada por la Concejalía de Turismo y Promoción Exterior, con la colaboración de HPlab, Héroes Legendarios y la Diputación Provincial de Huesca, esta acción, que cosechó un éxito notable durante las vacaciones navideñas, trata de “poner en valor este patrimonio y nuestra historia, ofreciendo al visitante un nuevo atractivo” afirma el concejal de Turismo y Promoción Exterior del Ayuntamiento de Monzón, Jesús Guerrero, quien hace hincapié en la seguridad que entraña la visita a la fortaleza, con amplios espacios al aire libre y control de aforos en todas las estancias cerradas. “Es una de las formas más seguras de hacer turismo de calidad, de venir con la familia y pasar un día en nuestra ciudad”, concluye.

“Hemos creado una serie de recreaciones diferentes, profundizando en la arqueogastronomía"

El gerente de HP Lab, Darío Español, explica “hemos creado una serie de recreaciones diferentes a las que hemos visto hasta ahora, profundizando en la arqueogastronomía, ya que a la gente le gusta mucho ver cómo cocinaban y conocer cuáles eran las recetas, un taller de tiro con arco, armas de fuego… queremos mostrar que la historia es diferente en cada época y que cada vez que vengan no se encuentren lo mismo, si no ir reconstruyendo el castillo templario tal y como era a lo largo de la historia”.

El horario de visita a la fortaleza se amplía respecto al resto del periodo, y estará abierta de 10 a 14.30 horas y de 15.30 a 19.30 horas. El precio de la entrada es el habitual, 3,5 euros.

El aforo estará limitado y los visitantes deberán observar en todo momento las medidas sanitarias, utilizando mascarilla y gel hidroalcohólico.

Etiquetas