Cinca Medio

CRISIS INDUSTRIAL

El comité pide la retirada del ERE y un plan industrial para Ferroatlántica en Monzón

Este jueves comenzó la negociación con la dirección del grupo Ferroglobe sobre la planta de Monzón

Concentración de trabajadores en la portería de la fábrica a la misma hora de la primera reunión negociadora.
Concentración de trabajadores en la portería de la fábrica a la misma hora de la primera reunión negociadora.
S.E.

Los representantes de los trabajadores de Ferroatlántica del Cinca piden la retirada del Expediente de Regulación de Empleo (ERE) que contempla el despido de 63 personas y reclaman un plan industrial que permita visualizar que la planta montisonense “tiene oportunidades industriales serias y veraces”.

Ésta es la petición que trasladaron este jueves a la dirección del grupo Ferroglobe, al que pertenece la factoría montisonense, en la que fue la primera reunió entre ambas partes para negociar el ERE presentado ante la autoridad judicial. De este modo arrancó una negociación que, aunque puede prorrogarse, en principio se prevé dure 30 días. Las siguientes reuniones se han fijado para los días 21, 26 y 29 de abril.

El presidente del comité de empresa, Miguel Puyuelo, explicó a este periódico que el encuentro de este jueves sirvió, fundamentalmente, para que la empresa entregara a los representantes de los trabajadores documentación, se constituyera la mesa negociadora y se fijara un calendario de reuniones.

El comité de empresa pidió al grupo que presente una propuesta que incluya un plan industrial. “Estamos convencidos de que si solo se producen unos despidos como pretenden y no se realizan inversiones, es muy posible que más pronto que tarde la falta de mantenimiento e inversiones que venimos arrastrando en nuestras instalaciones desde hace mucho tiempo juegue en contra de nuestro futuro industrial”, señalaron los representantes de los trabajadores.

A su juicio, “de ninguna de las maneras la plantilla de Monzón se merece el trato que desde la multinacional se nos está dando”, por lo que -aseguraron- dejaron claro que “no vamos a permitir un ajuste tan duro con la planta y la comarca de Monzón”.

Puyuelo explicó que ahora estudiarán, con sus gabinetes jurídicos y económicos, la “ingente” cantidad de documentación que les entregó la empresa “para armar una posible respuesta legal eficaz”.

El comité pidió que las siguientes reuniones se celebren en Monzón y no en Madrid (como la de este jueves), pero la empresa alegó que para garantizar las medidas anti covid es mejor que se realicen en la capital de España.

Etiquetas