Cinca Medio

SECTOR PRIMARIO

La siembra de maíz en primera cosecha está al 95 por ciento

Liven Agro destaca las buenas condiciones de este año

Estado actual de una plantación de maíz de consumo humano en primera siembra.
Estado actual de una plantación de maíz de consumo humano en primera siembra.
Liven Agro

La primera siembra de maíz para consumo humano se encuentra al 95 por ciento, con un adelanto de la nascencia respecto a otras temporadas lo que se traduce en unas perspectivas mejores en cuanto a productividad y superficie de cultivo.

En estos términos se expresa la responsable agronómica de la empresa Liven Agro en el núcleo de Ariéstolas, Elena Oyaga, quien se refiere a las condiciones idóneas de temperatura del pasado mes de marzo “que nos animaron este año a los agricultores a sembrar en seco y regar después”. De este modo, “el maíz germinó muy rápido y estas lluvias ayudan a que salga el poco maíz que faltaba”.

Respecto a otros cultivos más vulnerables frente a las heladas, “el maíz tiene la capacidad de rebrotar por lo que el daño no hubiera sido importante”, recalca.

Instalaciones de la empresa Liven Agro que se encuentran en las proximidades del núcleo de Ariéstolas.
Instalaciones de la empresa Liven Agro que se encuentran en las proximidades del núcleo de Ariéstolas.
Liven Agro

Según estima la responsable agronómica de Liven Agro, la siembra de maíz en primera cosecha “presenta un 25 por ciento más de superficie en primera siembra que el año pasado, por lo que se ha sembrado menos cebada y en la campaña pasada los resultados del maíz rastrojero fueron malos”.

Además de una mayor superficie y una siembra más temprana dedicada a este cultivo, “la calidad del maíz en primera cosecha es mucho mayor porque tiene menos plagas, precisa de menos agua lo que permitirá cosecharlo antes y con más calidad”.

Pese a este incremento de la producción de maíz de consumo humano que se abastece de 8.000 hectáreas repartidas por la provincia de Huesca, la empresa de Liven Agro precisa de la importación de maíz procedente de 5.000 hectáreas de Francia y el resto de otros países para trabajar con 160.000 toneladas al año en su planta.

Sobre las ventajas del maíz de consumo humano de primera siembra, destaca su “mayor rentabilidad al presentar un valor añadido que hace que el agricultor está percibiendo más dinero que en uno tradicional”.

Empresas como Liven Agro, indica su responsable, “están dispuestas a pagarle al agricultor una prima muy importante y este le da un valor añadido a su cosecha”.

Como empresa transformadora de maíz, indica que el principal cliente de Liven Agro es la industria cervecera. “Tenemos un molino de sémola de maíz y el mayor consumidor ahora mismo es para la cerveza con almidón de maíz”, comenta Elena Oyaga.

El resto de clientes corresponde a la producción de sémolas y snacks como tortilla, palomitas y maíz frito. También destaca que el precio del maíz ha alcanzado máximos históricos “con un coste de 253 euros por tonelada, cuando el normal oscila entre los 180 y 185 euros por hectárea, lo que complica la situación del mercado en cuanto a oferta y demanda”.

Liven Agro

La empresa de Liven Agro, con un plantilla de 70 personas, está integrada en el grupo Quality Corn Group en Ariéstolas, ubicada desde 1998 en la carretera que va de Monzón a Fonz, y dedica la mayor parte de sus esfuerzos a la producción de maíces para la industria agroalimentaria junto a las empresas Amaeton, Ariéstolas Vid, Quality Corn y Liven Agro Francia.

Amaeton realiza todo el seguimiento de la trazabilidad, Liven Agro se encarga de seleccionar el maíz y Quality Corn es la empresa transformadora mediante un molino de sémola de maíz.

Liven Agro apuesta por la biodiversidad y realizar una agricultura más sostenible, alberga placas solares en los tejados de las instalaciones y va a instalar una caldera de biomasa para conseguir una energía limpia.

Etiquetas