Cinca Medio

CONTROL DE PLAGAS

Monzón apuesta por el control biológico de plagas en el arbolado urbano

Se está probando esta técnica en más de 150 árboles y se continúa con la endoterapia en otros ejemplares

Un operario del ayuntamiento inyectando directamente el producto en el tronco
Un operario del ayuntamiento inyectando directamente el producto en el tronco
A.M.

El Ayuntamiento de Monzón ha comenzado el tratamiento contra las plagas en el arbolado urbano aplicando por primera vez, en más de 150 ejemplares, una técnica de control biológico consistente en la suelta de insectos beneficiosos para controlar los insectos perjudiciales para las plantas. Esta actuación se completa con la formación al personal de la brigada en temas de control biológico de plagas para poder aplicarlo en la gestión diaria del servicio.

Este tratamiento busca que los insectos depredadores y parasitoides que se sueltan en los árboles actúen sobre los asentamientos de aquellos insectos considerados plagas. Esta primera actuación, se ha llevado a cabo en más de 150 ejemplares como los tilos de la zona deportiva, los plataneros de la Rambla del Cinca Medio, las catalpas de las calles Ésera y Azucarera o los hibiscos de la calle Santa Bárbara, complementándola con alcorques vivos para favorecer los resultados. 

Suelta de insectos beneficiosos para controlar las perjudiciales para los árboles
Suelta de insectos beneficiosos para controlar las plagas.
A.M.

El concejal de Medio Ambiente, Miguel Hernández, explica que esta técnica, que ya se aplica en otros municipios, “es más respetuosa con el medio ambiente y ha demostrado ser muy eficaz. Vamos a esperar a conocer los resultados de esta primera campaña y, en función de ellos, decidiremos si ampliar la zona en la que la aplicamos”.

Tratamiento con endoterapia

Por otro lado, el control de plagas que el Ayuntamiento de Monzón realiza periódicamente también incluye la endoterapia, consistente en la inyección directa del producto en el tronco de forma que pase al sistema vascular de la planta sin necesidad de realizar tratamientos aéreos, evitando así la dispersión del producto tanto en el suelo como en el agua. Durante esta campaña, se está formando al personal municipal de jardinería para que pueda aplicar esta técnica, que esta primavera abarcará pinos, olmos y otras especies del arbolado urbano de la ciudad.

Hernández afirma que en aquellos casos en los que no sea posible la aplicación de ninguna de las técnicas anteriores y el nivel de plaga haga necesaria una intervención, “se optará por el lavado con jabón potásico y otros productos similares, no dañinos para el medio ambiente ni para la salud de las personas”.

Etiquetas