Cinca Medio

#CONTRALADESPOBLACIÓN

Carlos Forniés: "Lo que ayuda al desarrollo de lospueblos es crear infraestructuras"

El edil de Alfántega destaca que la localidad ya cuenta con fibra óptica y que ofrece calidad de vida frente al bullicio de las ciudades

El vecino y edil de Alfántega Carlos Forniés con la población mediocinqueña al fondo.
El vecino y edil de Alfántega Carlos Forniés con la población mediocinqueña al fondo.
S.E.

Carlos Forniés vive desde su infancia en Alfántega, donde reside en una casa familiar junto a sus padres y se muestra convencido de que la ilusión y esfuerzo son motores para mantener a la población en el medio rural.

El hecho de tener que desplazarse a diario a Barbastro -con media hora para cubrir casi 60 kilómetros- para trabajar en la empresa de fábrica de plástico Novapet desde hace nueve años como operario de planta, no ha mermado sus ganas de quedarse a vivir en su pueblo, donde además es miembro de la Asociación Cultural y uno de los cinco ediles de la corporación municipal. Recuerda que antes estudió un grado de Electricidad en Monzón con los Salesianos, área en la que trabajó hasta la crisis de la construcción del 2008.

Con 40 años, “soy el único de mi generación que me crié en el pueblo” y se mantiene en él con la convicción de contribuir a la mejora de las condiciones de vida de sus vecinos.

“A mí lo que más me gusta del pueblo es la tranquilidad” y resalta “el contacto con la naturaleza y la cercanía que existe entre los alrededor de 130 vecinos” frente al bullicio de la ciudad.

“Alfántega es un pueblo pequeño donde nos conocemos y nos ayudamos todos por lo que es otro estilo de vida y es como si fuéramos una familia muy grande”, comenta.

En cuanto a los servicios , Forniés destaca que la fibra óptica ha llegado a esta población mediocinqueña este año, lo que supone una mejora importante para el núcleo.

En su opinión, “lo que hace falta en los pueblos pequeños es industria porque el gran motivo por el que la gente joven se va es por el trabajo”, emigran a ciudades como Barcelona o Zaragoza por la falta de alternativas laborales.

Para el vecino de Alfántega, “lo que ayuda a los pueblos es crear infraestructuras y servicios, que es lo que sirve de base para traer industria y hace que la gente se quede”.

En esta localidad mediocinqueña la agricultura y ganadería son la actividad mayoritaria. “Según lo que hayas estudiado te tienes que ir a trabajar fuera del pueblo”, comenta Carlos Forniés.

Dinamización de la vida social en la localidad

La creación hace más de 30 años de la Asociación sociocultural de Alfántega, Asca El Cantaral fue uno de los puntales para favorecer el desarrollo sociocultural y la dinamización. “Se creó con la idea de recaudar dinero, ir con los socios y ver la posibilidad de realizar eventos culturales y, a nivel social, para colaborar con las fiestas”, explica Forniés, también miembro de este colectivo desde que tenía 14 años.

Eventos como la organización de la Semana Cultural, el Homenaje a San Antón o las Fiestas en honor a María Magdalena del 22 de julio “sirven para unir al pueblo”, y en el verano, las piscinas son el espacio que facilita la convivencia vecinal.

También se refiere a que un buen número de vecinos han regresado a Alfántega. “Aunque en los pueblos tenemos menos recursos y variedad que en las ciudades, aquí se puede vivir”, subraya.

Al final, el motor para quedarse a residir radica en el hecho de “vivir en tu tierra”.

También destaca la participación de “gente joven que se está implicando en el pueblo” como refleja que tres de los cinco concejales de la corporación municipal tienen edades entre los 40 y 33 años y que “mueven un poco más” a la localidad. 

=

Etiquetas