Cinca Medio

CINCA MEDIO - "SIN MATEOS" DE MONZÓN

Ignacio Baso: "La suspensión de las fiestas de Monzón afecta a toda la economía local"

El presidente de Ceos-Cepyme Cinca Medio recalca el perjuicio para la hostelería, el comercio y los servicios

Ignacio Baso: "La suspensión de las fiestas de Monzón afecta a toda la economía local"
Ignacio Baso: "La suspensión de las fiestas de Monzón afecta a toda la economía local"
D.A.

HUESCA.- Ignacio Baso, presidente en funciones de Ceos-Cepyme Cinca Medio, combina la responsabilidad que comparte sobre la situación sanitaria con los perjuicios que la suspensión de las fiestas de San Mateo, además de otras restricciones, provoca en el tejido empresarial. Y, además, sentencia que no se puede contraponer salud y economía, porque son compatibles.

Ignacio Baso afirma que "el hecho de no realizar las fiestas afecta a todo el tejido empresarial, aunque es obvio que hay sectores como la hostelería, el comercio o los servicios que están muy dañados. Los servicios tremendamente. Yo mismo tengo una empresa que tiene entre sus líneas la organización de eventos, con montaje de carpas, grupos electrógenos, vallados y otras prestaciones, y este año no haremos nada".

Se pregunta el presidente de la organización patronal del Cinca Medio "dónde está el límite. Claro que hay que contemplar la salud y la protección, todos de acuerdo. Pero cuidado con extremar las medidas no vaya a ser que tengamos que cerrar, y entonces la cuestión que sucede es de qué vivimos. Yo no comparto muchas decisiones de suspender absolutamente. Se pueden hacer actos y organizar eventos con un aforo controlado, como ha sucedido en Barbastro con las Veladetas o en Almacellas. Esto es un palo para la economía. Las medidas de seguridad son imprescindibles, pero la economía también necesita seguridad porque, si no, nos moriremos de hambre, llegaremos a un paro brutal y a la desaparición de empresas. En hostelería y comercio, no hay más que ver el panorama, con bares cerrados, tiendas en alquiler y comercios clausurados".

CARENCIAS DE FORMACIÓN

No puede hacer la actual coyuntura crítica, sin embargo, olvidar un problema estructural. "La gente está muy confundida. En Monzón hay mucha industria, transporte, fabricación, que lo está pasando muy mal. En Monzón somos valientes y claro que llegan empresas, pero nuestra gran carencia gravísima es que falta mano de obra cualificada. En la ciudad hay en torno a mil parados y, sin embargo, hay puestos vacantes para más de mil personas, pero no encontramos personal con la suficiente cualificación. No se ha invertido en este país en formación de personal en veinte años. Todos los gobernantes están encantados, pero esto está fatal".

Incide en esta terrible circunstancia en uno de los países con menos desarrollo en la Formación Profesional. "El paro tan elevado es fruto de que es imposible cubrir los puestos de trabajo cualificados, y esto perjudica también al crecimiento de las empresas. Es desolador, porque las empresas tenemos que adaptar al personal a su puesto de trabajo, pero hasta aquí tienen que llegar con una formación de base. Mientras esto no se solucione, el crecimiento es imposible.

Etiquetas