Cinca Medio

CINCA MEDIO - BORRASCA FILOMENA

El alcalde y los vecinos de Fonz se multiplican para achicar el agua de una vivienda

El Cinca Medio queda limpio de nieve salvo excepciones

El alcalde y los vecinos de Fonz se multiplican para achicar el agua de una vivienda
El alcalde y los vecinos de Fonz se multiplican para achicar el agua de una vivienda

MONZÓN.- La lluvia, que fue la continuidad de la aguanieve en la que se transformaron las precipitaciones en forma de nevadas del día anterior, ha dado pie este domingo a la tranquilidad en el Cinca Medio, si bien todos los servicios relacionados con protección civil se mantienen atentos a los acontecimientos que se pueden desencadenar en las próximas horas ante el final de la borrasca Filomena y el nuevo temporal en forma de gelidez que ha adelantado la Agencia Estatal de Meteorología.

En los pueblos de la comarca, los vehículos siguen alerta y los ayuntamientos ven cómo se reponía el abastecimiento de sal, ya sin nieve, por la posibilidad de que las heladas sucedan a la nieve. Los servicios se mantienen activos, a expensas de volver a actuar si las circunstancias lo demandan.

Fonz ha sido la localidad que registró unas mayores afecciones. Su alcalde, José Teodoro Ferrer, se ha multiplicado junto con vecinos para achicar el agua de una vivienda que se ha desperatdo con una inundación. Además, el suministro también se ha visto afectado por tres averías, mientras las calles se limpiaban de nieve.

La buena coordinación institucional ha obrado sus frutos también en la capital del Cinca Medio, Monzón, donde este domingo apenas se producen precipitaciones de lluvia y se reparte sal por algunas calles en previsión de bajada de temperaturas en las horas venideras.

El dispositivo extraordinario programado por la Consejalía de Servicios sigue trabajando en algunos puntos de la ciudad para la limpieza, si bien las actuaciones bajan de intensidad al estar las vías ya limpias.

En la primera jornada, fueron ocho los efectivos de la brigada municipal y del servicio de limpieza del Ayuntamiento de Monzón los que utilizaron cuatro máquinas y un buen puñado de kilos de sal en las principales arterias, en los puentes sobre el río Sosa, prioritariamente en el centro de salud y también con atención singular a las calles más transitadas de Monzón. Se prestó atención a las que tienen un perfil más inclinado para evitar problemas tanto a los vehículos como a los viandantes.

Ahora, la labor de estos contingentes se va a circunscribir a comprobar si definitivamente remite el temporal y si es sucedido, como estaba previsto, por una ola de gelidez extremada que demande de nuevo atención, sal, utilización de cuchillas y vehículos.

Etiquetas