Jacetania

JACETANIA - JUSTICIA

Juicio en Jaca: "Habib logró entrar en la puerta del bar hasta que llegó la Policía"

Declara un empleado del establecimiento El Corral, en una sesión con testimonios contrapuestos

Absueltos siete militares acusados de agredir a dos hombres en una trifulca en un bar de Jaca
Absueltos siete militares acusados de agredir a dos hombres en una trifulca en un bar de Jaca
P. S.

HUESCA.-La vista oral por la reyerta en la que se vieron envueltos al menos seis militares de la Guardia Real y un vecino de Jaca, de origen argelino, en la madrugada del 26 de enero del 2014, ha dado lugar en la sesión de este miércoles a diferentes testimonios, algunos de ellos directos en los hechos y otros contradictorios, como el vecino de Jaca que acompañó Habib Benzhiane al baño antes del primer enfrentamiento con los citados militares que originó después una reyerta posterior en la que declaró que el policía amigo suyo estuvo en todo momento en el lugar de los hechos durante el altercado.

Éste último ha sido un aspecto que uno de los letrados de la defensa de los militares reclamó al tribunal en forma de queja, al poner en entredicho las declaraciones del policía amigo de Habib del martes pudiera zafarse y salir de la segunda reyerta, que se produjo junto al bar Corral de la capital jacetana.

La declaración por videoconferencia ayer del amigo guardia civil que salió del baño del pub Miniclub de Jaca con Habib, antes de que éste último fuera increpado e insultado por los militares con expresiones racistas o xenófobas, mientras le empujaban a la pared hasta hacerle caer al suelo, ha sido en la sesión de este miércoles uno de los testimonios centrales. "A Habib lo tiraron al suelo y con el dueño del local y otro trabajador le ayudamos a levantarse", ha reconocido en su exposición ante el tribunal y los letrados.

En su declaración ha dejado claro que "es totalmente falso que Habib y yo tomamos drogas en el baño" en respuesta a uno de los abogados que defienden a los militares. También ha comentado que algunos de ellos, en el forcejeo que se produjo junto al cuarto de baño del local, participaron en la agresión exterior. "Los agresores se dirigieron hacia Habib y su amigo que solo pudieron protegerse de puñetazos, patadas y todo lo que pudieron", ha manifestado.

En su exposición de los hechos de la reyerta del exterior, y en relación a los militares, ha matizado que estos se encontraban "bajo la influencia de las bebidas alcohólicas y presentaban una actitud agresiva y violenta" y, durante la paliza que les propinaron, "citaron al capitán" que, según él, se encontraba entre el grupo de agresores.

En el momento en el que llegó la policía al lugar de los hechos, ha descrito, "los militares pararon de agredir".

Por otro lado, el camarero del bar Corral trató de ayudar al vecino de Jaca de origen argelino para evitar los golpes, introduciéndole entre la primera y segunda puerta del establecimiento por lo que tuvo que forcejear con los militares. En su declaración, ha expresado que cuando llegó la policía, Habib decidió salir de este espacio pero no ha citado la presencia de su amigo policía y ha añadido que "vio a una persona salir corriendo del grupo de gente" aunque no ha podido confirmar su identidad. Ha dejado claro que su amigo policía no entró en este bar antes o durante la reyerta y su amigo Habib preguntó por su compañero. que también resultó agredido.

Ha estimado que en esa noche "hubo unos 30 militares de la guardia real" en el pub y durante su desalojo, al menos una hora antes de la prevista para el cierre del local, observó cómo en la puerta del miniclub se produjo el altercado en el que resultaron agredidos otros dos vecinos de Jaca en una primera reyerta con agresiones que se trasladó al exterior, hecho que trascendió en la vista del martes pasado.

También ha comparecido por videoconferencia el encargado esa noche del dueño del pub Miniclub de Jaca y también policía local, quien logró proteger a Habib que cayó al suelo tras salir del cuarto de baño y, con ayuda de un grupo de amigos, lograron crear una barrera humana para impedir agresiones de los militares de la Guardia Real hacia Habib y acto seguido pidió a los militares que abandonar el pub. Según el, "Habib no se encontraba en actitud agresiva", ha subrayado.

A expensas de los últimos testimonios y periciales, propuestos por las partes en el caso, el caso queda pendiente de la petición del Ministerio Fiscal de tres años de árcel por un delito y falta de lesiones de los seis militares a Habib Benzhiane mientras que su defensa la eleva a cinco años de prisión para los militares de la Guardia Real que le agredieron en la madrugada del 26 de enero de 2014 en la calle Gil Berges de Jaca. La defensa de los militares denuncian que el vecino de Jaca de origen argelino fue el que inicio la agresión dentro del pub Miniclub de la calle Gil Berges.

Etiquetas