Jacetania

JACETANIA - COLEGIOS

Educación cree que las incidencias del comedor de Santa Cilia son difícilmente comprobables

Los padres entienden que hay razones suficientes para tomar medidas tras aparecer una chincheta, plásticos y hojas de árbol

Hojas de árbol, chinchetas y plásticos en el comedor escolar de Santa Cilia
Hojas de árbol, chinchetas y plásticos en el comedor escolar de Santa Cilia
S.E.

JACA.- El servicio provincial de Educación considera que la aparición de objetos en la comida de los niños del comedor de Santa Cilia (una chincheta, plásticos y hojas de árbol) fueron hechos difícilmente comprobables y en cualquier caso, insuficientes para penalizar a la empresa adjudicataria, Eurocatering, lo que causa malestar en la asociación de madres y padres del CRA "Río Aragón".

"La incidencia de la chincheta hizo saltar las alarmas, pero no supimos reaccionar a tiempo y ahora resulta bastante difícil demostrar la responsabilidad directa de la empresa, pero los plásticos y las hojas de árbol, con fotografías in situ en el momento de los hechos y testigos que pueden demostrar que aparecieron en la bandeja, en el caso de las hojas, nos parecen causa suficiente para que el servicio provincial de Educación pudiera tomar medidas al respecto", ha explicado la asociación de padres, tras la reunión celebrada el día 12, en Huesca.

El encuentro solicitado conjuntamente desde la Amypa "Monte Cúculo" del CRA Río Aragón, el equipo directivo del colegio y el Ayuntamiento de Santa Cilia generó decepción entre las familias de los estudiantes, que consiguieron la documentación requerida, pero no lograron el cambio a gestión directa del comedor, ni que la DGA o la empresa asumieran responsabilidades por dichas incidencias.

A esta reunión presidida por la directora provincial de Educación, Olga Alastruey, se convocó en el último momento a la empresa Eurocatering, con sede en la provincia de Teruel. "Los representantes de la empresa se limitaron a quitar importancia a las incidencias y hacer prevalecer por encima de todo el daño al prestigio de su empresa, en lugar del daño infligido a los niños".

La asociación de madres y padres ya tuvo la oportunidad de reunirse con representantes de la empresa en enero, sin que "saliera nada claro" del encuentro, "aunque admitieron que los plásticos sí pueden ser suyos". En caso de incidencias, el protocolo establece que se debe llamar por teléfono a Teruel, donde una trabajadora de la empresa decide cómo resolver cada paso en particular.

Durante el encuentro, las familias pidieron a Eurocatering que renunciase a seguir sirviendo la comida en Santa Cilia, a lo que la empresa contestó que no dependía de ellos y que tenían un contrato con Educación al que no estaban dispuestos a renunciar. "Nos nos extraña, teniendo en cuenta que están cobrando dos veces por los mismos alimentos: una por cocinarlos en Teruel y otra por calentarlos en Santa Cilia", cuestionan desde la asociación de madres y padres, que recuerdan que el local donde se presta el servicio dispone de "unas instalaciones perfectas para atajar todos los problemas" con el cambio a gestión directa por parte del centro escolar.

Los asistentes a la reunión recibieron un borrador de las cláusulas para la próxima licitación de los comedores escolares de la provincia de Huesca, que suma 3 años de retraso. En el documento, Santa Cilia aparece con una gestión directa del comedor. La idea era que la licitación hubiera estado para septiembre de 2018, pero se retrasó a enero y después a abril. Sin embargo, "han dicho que para abril no será posible y esperan que esté para septiembre", según las asistentes a la reunión, que lamentan que no existe ningún compromiso por escrito de que ello se vaya a cumplir.

Etiquetas