Jacetania

JACETANIA - METEROLOGÍA

Graves daños en Botaya por la fuerte tromba de agua

La pista a Ena, un puente y varias casas, entre las infraestructuras afectadas

Graves daños en Botaya por la fuerte tromba de agua
Graves daños en Botaya por la fuerte tromba de agua
S.E.

JACA.- La tormenta de granizo y las lluvias torrenciales registradas en la tarde de este domingo causaron estragos en la pedanía jaquesa de Botaya, situada a diez minutos en coche del Monasterio de San Juan de la Peña. Por suerte, no hay que lamentar daños personales, ya que todos los vecinos se encontraban en sus casas, pero los daños materiales resultaron numerosos.

Entre los desperfectos ocasionados por el temporal, sobresale el derrumbe del tejado de un corral anexo a una casa, así como la destrucción de algunos caminos y un pequeño puente de madera que cruzaba el barranco que se suele emplear para poder acceder a los huertos del pueblo.

Del mismo modo, "la pista que comunica la pedanía de Botaya con la de Ena (única vía de salida del pueblo alternativa a la carretera principal) se ha visto también gravemente dañada", como denunciaron los vecinos de Botaya, a través de un comunicado.

Además, diversos domicilios sufrieron inundaciones en su interior, obligando a las vecinas a achicar agua desde dentro. Igualmente, se registraron daños en los tejados y las paredes.

El daño en huertos y campos de cultivos "es aún incalculable", según los vecinos de Botaya, que tienen por delante ahora "varias semanas de trabajo para intentar volver a la normalidad".

Las fuertes precipitaciones llegaron en el peor momento posible según los afectados, que lamentan que "con la temporada de huerto en pleno apogeo en esta zona y el plantero recién puesto hace unos días, esto ha supuesto un duro revés para las vecinas de Botaya, que han visto su modo de vida gravemente alterado".

Cabe recordar que sobre las 18:30 horas del pasado domingo comenzó a caer una leve tormenta, que fue aumentando gradualmente, incluyendo granizo de un tamaño considerable, obligando a cerrar ventanas y persianas, así como intentar proteger los vehículos.

A juicio de los vecinos de la localidad, "resulta imposible calcular la cantidad de agua caída en el espacio de una hora, ya que los pluviómetros se han visto rotos y desbordados".

Etiquetas