Jacetania

JACETANIA - ACTOS CASTRENSES EN JACA

Alberto Pérez Montes toma el mando del Batallón Pirineos de Jaca

El teniente coronel destaca que es una unidad de élite y de las mejores del Ejército

Alberto Pérez Montes toma el mando del Batallón Pirineos de Jaca
Alberto Pérez Montes toma el mando del Batallón Pirineos de Jaca
R.G.

JACA.- El teniente coronel Alberto Pérez Montes tomó el mando del Batallón de Cazadores de Montaña "Pirineos" de Jaca en un acto celebrado este viernes en el acuartelamiento de la Victoria. La idea es que se mantenga tres años en el cargo que ocupaba el comandante José Javier Moreno Amatriaín, quien le hizo entrega del guión del batallón.

El relevo fue presidido por el jefe del Regimiento de Infantería "Galicia" 64 de Cazadores de Montaña, el coronel Francisco Javier Lucas de Soto, y contó con la participación de 150 militares del batallón que dirige el teniente coronel entrante, que nació en Torrelavega (Cantabria) y cuyo anterior destino fue el cuartel general del Eurogrupo en Estrasburgo (Francia).

No obstante, Pérez Montes tiene vínculos con Jaca, porque en 1999 en el Batallón Pirineos realizó sus primeras prácticas de mando, siendo alférez cadete de 3º curso de la Academia General Militar de Zaragoza. Luego, fue destinado a la extinta Brigada de Cazadores de Montaña Aragón I y completó el Curso Superior de Montaña.

"Aquí realicé mis primeras prácticas de mando y ésta fue la primera unidad con la que tomé contacto. Por eso, es especialmente emotivo. Además, es una unidad de élite y una de las mejores del Ejército", declaró el teniente coronel, que emprende junto a su mujer Lidia y sus hijos Julieta, Alberto y Lorenzo "una gran aventura" en Jaca, "una ciudad emblemática para los que amamos la montaña, por lo que estar aquí es un lujo y un sueño hecho realidad".

El Batallón Pirineos "está al 80% de efectivos" y su misión "es estar preparado para desplegarse en cualquier momento y zona", según Pérez Montes, que se pone al frente de "una unidad muy exigente por la dureza del terreno y las complicaciones meteorológicas". Su intención es que la pandemia "afecte lo mínimo posible y podamos seguir haciendo el trabajo, aplicando todas las medidas para evitar contagios". "Nos podría afectar si se activa una segunda fase de la Operación Balmis, lo que implicaría parar las actividades y dedicarnos a proteger las zonas que establezca el Gobierno de cara a un posible confinamiento", aseguró.

La unidad participó en la Operación Balmis con patrullas desplegadas en las principales localidades de la provincia, control de fronteras en los pasos del Pirineo y trabajos de desinfección en residencias de mayores y de temporeros, juzgados y comisarias. El Batallón Pirineos tiene 450 soldados y ha participado en misión internacional en Bosnia, Kosovo, Albania, Afganistán, Mali y Líbano.

Etiquetas