Jacetania

JACETANIA - PATRIMONIO

Investigan el traslado del retablo de la ermita de Villarreal de la Canal

El cura de Berdún y un vecino fueron detenidos y luego puestos en libertad

Detenidos el párroco y un vecino de Biniés por el traslado del retablo de Vilarreal de la Canal
Detenidos el párroco y un vecino de Biniés por el traslado del retablo de Vilarreal de la Canal
S.E.

JACA.- La Guardia Civil ha abierto una investigación por un posible delito contra el patrimonio histórico en relación al polémico traslado del retablo de la ermita de Villarreal de la Canal a la iglesia de dicha pedanía. Tras una denuncia, este pasado martes se detuvo tanto al cura de Berdún, Ramón Clavería, como a un vecino de la zona que le ayudó a mover esta pieza artística, aunque posteriormente ambos fueron puestos en libertad.

Hasta Villarreal de la Canal, una tranquila pedanía con apenas 42 habitantes censados el pasado año, se trasladaron una decena de vehículos de la Guardia Civil, algunos procedentes del Grupo de Patrimonio de la Unidad Central Operativa (responsable de esta operación) y otros de la Policía Judicial de Jaca, lo que generó preocupación y desconcierto entre los vecinos.

A raíz de ello, el Ayuntamiento de Berdún emitió un bando móvil, justificando el traslado del retablo con el objetivo de preservarlo ante el mal estado que presenta esta ermita (datada en el siglo XVII) y la supuesta falta de cerradura. El comunicado fue reemplazado por un segundo bando, al causar malestar entre los vecinos de Villarreal de la Canal, que consideran que se refleja la versión del cura.

Desde la Diócesis de Jaca, se muestran dispuestos a colaborar con la Justicia y niegan que se haya producido un saqueo o un expolio, dando a entender que se produjo un malentendido a causa de una fotografía colgada en redes sociales. Además, explican que hay un inventario, un reportaje fotográfico y un contrato para el traslado del retablo, que se comunicó previamente a los fieles. En Villarreal de la Canal existe un malestar generalizado y sus habitantes se muestran perplejos con lo sucedido. Los vecinos están pendientes de la investigación y aseguran que hay contradicciones en la versión del cura, que asegura que el traslado se realizó a plena luz del día, cuando afirman haber visto furgonetas en horario de tarde. También, señalan que la ermita sí se podía cerrar.

El retablo de la ermita de Villarreal de la Canal se encuentra actualmente en el interior de la iglesia, que fue su escenario desde el desmontaje, aunque se dejó el soporte en el castillo de Biniés, que está en buen estado y permite conservar piezas de gran tamaño. Sin embargo, los vecinos no pueden atestiguar que el retablo esté dentro de la iglesia, al no haber podido entrar, ya que el cura recogió las llaves que había en dos casas del pueblo y se las guardó.

No es la primera vez que la Canal de Berdún es el escenario de la investigación de un supuesto delito contra el patrimonio histórico. Hace años, en el núcleo despoblado de Huértalo desapareció el arco de entrada y la pila de agua bendita de la ermita. Y en diciembre del 2019, sucedió otro tanto con el arco de entrada al atrio de la iglesia, un templo del siglo XII. Los hechos se denunciaron a la Guardia Civil, pero dicho arco continúa en paradero desconocido.

Etiquetas