Jacetania

GANADERÍA Y AGRICULTURA

Maru Díaz: “La Garcipollera es un ejemplo en la lucha contra la despoblación”

La consejera de Universidad y Ciencia, visitó este lunes esta finca experimental

Díaz visitó la finca la garcipollera acompañada por los directores gerentes y de investigación del Cita.
Díaz visitó la finca acompañada por los directores gerentes y de investigación del Cita.
Gobierno de Aragón

La consejera de Ciencia, Universidad y Sociedad del Conocimiento, Maru Díaz, visitó en la jornada del lunes la Finca Experimental de “La Garcipollera” para conocer sobre el terreno los proyectos de investigación que allí se desarrollan y que han hecho de estas instalaciones un referente europeo en cuanto a ganadería y agricultura de montaña y un modelo de “cómo la investigación y la transferencia son palancas esenciales contra la despoblación, aprovechando los recursos propios del territorio”.

La Garcipollera es única en España por su localización, infraestructuras, líneas de trabajo y papel en la sociedad. Desde 1985 se dedica al estudio de la agricultura y ganadería de montaña. Está adscrita al Centro de Investigación y Tecnología Agroalimentaria de Aragón (Cita) -cuyos directores gerente y de investigación, Lucía Soriano y Alberto Bernués, acompañaron a la consejera en la jornada- y tiene entre sus principales objetivos la caracterización productiva de las razas autóctonas del Pirineo (razas vacunas Parda de Montaña y Pirenaica y raza ovina Churra Tensina), así como el estudio de los factores ambientales y de manejo que influyen en la productividad de los rebaños. En el ámbito de la fruticultura, se recuperan y caracterizan variedades tradicionales que pueden ser la base de una industria local de transformación.

Antes de iniciar el recorrido, la consejera ha alabado el trabajo que allí se lleva a cabo en apoyo a la agroganadería de montaña, un sector con peso económico, ha dicho, pero sobre todo con un “gran peso social mucho más relevante en nuestra Comunidad: el del arraigo al territorio, la conservación de la biodiversidad y el mantenimiento de la población”.

Por eso, ha lamentado el progresivo abandono de esta actividad -tal y como advirtió el CITA en una reciente investigación sobre cómo ha cambiado la ganadería en el Pirineo en los últimos 30 años-, y ha mostrado su apoyo a los ganaderos de montaña, “agentes clave en la producción de alimentos sanos, seguros y de calidad diferenciada, en la conservación del paisaje y de la biodiversidad, y hasta en la prevención de incendios”.

A este respecto, ha llamado a seguir ayudándoles mediante la investigación a hacer frente a los muchos desafíos que les acechan y a que su forma de vida siga siendo rentable y atractiva a las nuevas generaciones. “Esta finca experimental y los proyectos científicos que aquí se desarrollan son el mejor ejemplo del camino que debemos seguir para el desarrollo de nuestro medio rural y luchar, de verdad, contra la despoblación”, ha afirmado, para apostar a continuación por un modelo de desarrollo “con perspectiva de futuro, que aproveche el territorio y sus recursos, pero que no lo destruya, ni lo esquilme”.

En la finca ha sido recibida por su responsable científica, Isabel Casasús, quien le ha adelantado los trabajos que allí se desarrollan y la enorme producción científica de la misma. A lo largo de su historia, la Garcipollera y sus investigadores han participado en 75 proyectos de investigación de ámbito autonómico, nacional e internacional, con 250 publicaciones científicas, 300 contribuciones a congresos y 20 tesis doctorales. Su actividad divulgativa y docente también es digna de reseñar, con presencia en exposiciones y jornadas técnicas, colaboración con asociaciones de productores y acogiendo periodos formativos para estudiantes de FP y grados de Veterinaria e Ingeniería Agronómica, así como visitas escolares.

Actualmente, y tal como pudo conocer la consejera in situ, en la finca hay activos siete proyectos, tres de ellos con financiación europea. En la vaquería, Díaz escuchó de boca de su coordinador, Javier Ferrer, los objetivos y buenos resultados del proyecto Optibovis, que persigue mejorar la productividad global de los rebaños de vacuno de carne extensivos de la comarca de la Jacetania. Su finalidad es hacer frente a los limitados índices de fertilidad y tasa de destete de terneros que presentan las vacas nodrizas.

Etiquetas