Jacetania

GASTRONOMÍA

El Restaurante Cobarcho de Jaca presenta su nueva carta de verano

Sobresalen las carnes y los pescados a la brasa, junto a las verduras y las legumbres de temporada

Diego Mur, Pedro Marco, Javier Guiu y Jesús Arasanz, con productos y botellas de Viñas del Vero.
Diego Mur, Pedro Marco, Javier Guiu y Jesús Arasanz, con productos y botellas de Viñas del Vero
Ricardo Grasa

El Restaurante Cobarcho de Jaca, Viñas del Vero y Pescaderías San Sebastián vuelven a unir sus fuerzas, apostando por la cocina de calidad y el producto de temporada en la nueva carta de verano. La propuesta presentada este pasado miércoles es una excelente alternativa para vecinos y visitantes, que, una vez concluido el mes de confinamiento, llegan cada vez con mayor asiduidad al municipio, donde encontrarán una excusa de lo más apetecible para socializar.

“Vuelve el Cobarcho, vuelve la alegría. Queremos disfrutar y que nuestro cliente disfrute también”, dijo Pedro Marco, director general de Inturmark, que engloba el restaurante, además del Hotel Oroel y el Gran Hotel. La carta de verano renueva las ilusiones de los amantes de la gastronomía tras un mes “en el que hemos estado castigados por un confinamiento que hizo mucho a la hostelería”.

Superado ese mal trago, el Cobarcho vuelve a impulsar la alta cocina con el atún rojo como estandarte, junto a la dorada o el pez de San Pedro, “queriendo hacer hincapié en que se trabaja el pescado a la brasa, al igual que las carnes”, entre las que sobresalen el cordero y el tomahawk de ternera. Todo ello bien condimentando con verduras y legumbres.

“La idea es trabajar con producto de temporada y aprovechar las facilidades que ofrece la carta digital, pudiendo dar de alta y baja los productos que necesitamos. Es una ventaja y permite dar flexibilidad”, comentó el empresario jaqués, que impulsó el formato on line para la carta y las reservas, de modo que “la gente no se acumula a la entrada y se les puede atender bien”.

La filosofía del Cobarcho “es tener un buen producto y tratarlo muy bien”, según el chef, Javier Guiu, que anima a la sociedad jaquesa y los turistas a degustar los productos de la carta, a partir de la que se ofrece un menú de 25 euros, compuesto por primero, segundo y postre, además de vino, sidra y pan de Santa Cilia, en un guiño al territorio comarcal.

“Jaca es la capital gastronómica del Pirineo. Y después de tanto tiempo encerrados, ya teníamos ganas de volver y lograr ese reencuentro con la vida normal”, apuntó Diego Mur, responsable de marketing de Viñas del Vero, que tejió un maridaje con cinco de sus mejores variedades.

El viaje gastronómico comenzó con un vino rosado, el Pinot Noir de 2020, ideal para aperitivos o ensaladas. Su testigo lo recogió el Gewürztraminer 2020, que combina con aperitivos, foie, ahumados, comida picante, platos exóticos y quesos grasos. La tercera variedad fue el Chardonnay 2019, que encaja con ahumados, pescados grasos, carnes ligeras y quesos con carácter. Seguidamente, hizo acto de presencia el Syrah 2018, que se puede servir con carnes rojas a la sal, asados y guisos de la caza, así como postres de chocolate intenso. El colofón lo puso el Vendimia Tardía de 2013, un vino dulce, que se presentó en Jaca en exclusiva y que enriquece el postre.

Jesús Arasanz, de Pescaderías San Sebastián, explicó que “nuestra especialidad es el pescado salvaje”. “Tenemos un producto diferenciado. Aportamos frescura y rapidez y en el Cobarcho lo han sabido entender”, comentó el empresario, “encantado de aportar un granito de arena para que el restaurante tenga buena fama”. Su motivación “siempre ha sido aportar buen pescado y que los clientes lo noten”, una seña de identidad con la que el negocio cumplirá 80 años en 2022, contando con proveedores “en todos los puertos”, destacando Galicia o San Sebastián.

Etiquetas