Jacetania

ECOS / GASTRONOMÍA / RESTAURANTES

Jaca da la bienvenida a Casa Coarasa, un argentino con raíces chesas

Se ubica frente a la Ciudadela, en el local que ocupaba El Tizón

Equipo de Casa Coarasa
Equipo de Casa Coarasa
R.G.

Este pasado viernes, la ciudad de Jaca fue testigo de la apertura de Casa Coarasa en el número 14 de la avenida del Primer Viernes de Mayo. Este nuevo restaurante argentino fue promovido por una familia que hace tres generaciones se encontraba en el valle de Hecho y que protagoniza un transatlántico e histórico viaje de ida y vuelta a la Jacetania, para rendir tributo a sus antepasados y hacer disfrutar al público con la gastronomía.

“Casa Coarasa está ligada con la historia familia porque nuestro abuelo paterno, Rafael Coarasa Terrén, nació en el valle de Hecho y emigró muy joven a Argentina. Construyó una vida en un pequeño pueblo, nació mi padre y luego, nosotros, que somos diez hermanos. Pasaron los años, aprendimos el oficio de la hostelería, nos enamoramos de ello y la historia nos trajo de vuelta”, señaló Lucas Coarasa, en representación de esta emprendedora familia, que antes se hizo cargo de la pizzería La Fontana de Jaca, al frente de la que está su hermano, Agustín, desde hace seis meses.

“Ahora, damos un segundo paso con Casa Coarasa, proponiendo una gastronomía anclada en nuestra historia familiar y lo que entendemos como pasar buenos momentos alrededor de una mesa, porque lo social y lo familiar en nuestro caso siempre se dio alrededor de la mesa. Y pretendemos replicarlo de la manera más honesta y humilde”, explicó.

Durante la gestación de Casa Coarasa, se unió otra familia argentina que lleva muchos años en España y que representa a Glasol, una cadena de heladería artesanal muy famosa en Valencia. De esta manera, “es una apuesta doble porque se unen dos familias con el objetivo común de generar buenos momentos, reencontrarnos con nuestro pasado y ofrecer una propuesta muy bonita a la gente de Jaca”.

Casa Coarasa presenta “una propuesta variada, pero sencilla, sin altas pretensiones”. Los guiños al territorio estarán muy presentes en las hamburguesas, que adquieren nombres relativos a la Jacetania. Las carnes asadas y las pizzas son, junto a los helados, otras de las apuestas de la casa, que se propone “representar la historia familiar y gastronómica” con especialidades con las milanesas argentinas.

La idea es “ofrecer una mezcla de la cocina argentina, la gastronomía española y la tradición italiana, porque la pasta va a ser una pata esencial del menú”, según avanzó Lucas Coarasa, animando a probar los raviolis, los sorrentinos o los tallarines.

Uno de los puntos fuertes de Casa Coarasa es su ubicación en el espacio que ocupaba El Tizón, cerca de la Ciudadela y la Catedral. “Es una de las mejores esquinas de Jaca”, reconocen los empresarios, cuyo eslogan, ‘Hecho con cariño’, juega con su origen cheso y el lema de su negocio en Argentina, ‘Cariño con comida’. “Es una resignificación de lo que supone poner un plato de comida en la mesa de quien abra su corazón para elegirnos”, explican.

“Estamos muy contentos y tenemos una gran ilusión. Apostamos mucho por un proyecto novedoso que esperamos que pueda caer bien en la gente”, continuó Agustín Coarasa, agradecido con la acogida que les brindó la ciudad, así como por el apoyo de vecinos, colegas o proveedores, destacando la ayuda de sus compañeros de la Panadería Gominola, entre quienes han puesto su granito de arena para que esta iniciativa sea una realidad.

Casa Coarasa abre desde las siete de mañana hasta las doce de la noche con idea de ofrecer desayunos, cocinas y cenas. Su aforo ronda los 160 comensales. En el interior tiene zonas con diferentes ambientes y en verano reforzará sus instalaciones con una terraza. 

Etiquetas