Jacetania

JACETANIA - TECNOLOGÍA

La DGA colaborará con Ansó para su desarrollo como “Smart Village”

Maru Díaz visitó este viernes la localidad para conocer la estrategia inteligente y buscar alianzas

La consejera, flanqueada por la concejala de Desarrollo Rural y la alcaldesa, en el Centro de Interpretación de Ansó.
La consejera, flanqueada por la concejala de Desarrollo Rural y la alcaldesa, en el Centro de Interpretación de Ansó.
G.A.

El Gobierno de Aragón colaborará con el Ayuntamiento de Ansó para su desarrollo como “Smart Village” y explorará diferentes actuaciones para convertir al municipio en polo tecnológico y ayudar a revertir el proceso de despoblación que sufre la zona, según avanzaron desde el departamento de Ciencia, Universidad y Sociedad del Conocimiento, tras la visita de este viernes de la consejera Maru Díaz a la localidad. Ansó es la única población española seleccionada entre más de 200 por el proyecto europeo ‘Smart Rural 21’. La consejera mantuvo un encuentro técnico para conocer de primera mano la estrategia inteligente y buscar posibles alianzas.

“La innovación, la tecnología y el conocimiento son también fuente de riqueza y progreso para nuestras áreas más rurales y palanca extraordinaria contra la despoblación”, defendió la consejera, quien estuvo acompañada por las directoras del Instituto Tecnológico de Aragón y Aragonesa de Servicios Telemáticos, Esther Borao y Mayte Ortín, así como por técnicos.

Todos ellos conocieron la estrategia de transformación hacia un pueblo inteligente impulsada por Ansó, en una reunión que tuvo lugar en el Centro de Interpretación del municipio y en la que participaron la alcaldesa, Montse Castán; el teniente de alcalde, Raúl Mendiara, y la concejala de Desarrollo Rural, Blanca Alfonso, así como los miembros de la asociación B-rutal, que colabora en el proyecto, Marcos Ruipérez y Pedro García.

Ansó, que ha perdido cien habitantes en los últimos 30 años, aspira a atraer a emprendedores y empresas tecnológicas a través de la mejora de la conectividad, la creación de un espacio empresarial y de emprendimiento en las instalaciones de la antigua serrería, la construcción de un centro tecnológico rural, así como la puesta en marcha de un aula innovadora de naturaleza y energías renovables, entre otras medidas medioambientales, y el fomento de la rehabilitación y movilización de viviendas vacías.

“En el camino hacia ese Aragón verde, digital y social por el que trabajamos desde el Gobierno, la estrategia encaja a la perfección”, subrayó Díaz, quien puso en valor la combinación de tecnología y cuidado medioambiental para hacer frente al problema de la despoblación. 

Etiquetas