Jacetania

jacetania/ruta jacobea

Canfranc abrirá este lunes su albergue de peregrinos

La Fraternidad Internacional del Camino gestionará el espacio, que tiene 19 plazas

Entrega de las llaves del albergue entre el alcalde y el presidente de la Fraternidad
Entrega de las llaves del albergue entre el alcalde y el presidente de la Fraternidad
R.G.

En pleno Año Jacobeo y pese al condicionante de la pandemia, el valle del Aragón refuerza su oferta de alojamientos destinada a los peregrinos con la apertura del nuevo albergue de Canfranc Pueblo, que se pondrá en funcionamiento este próximo lunes y cuya gestión correrá a cargo de la Fraternidad Internacional del Camino de Santiago.

El nuevo albergue -presentado este viernes- es fruto de la rehabilitación de la antigua casa del párroco que realizó Prames y que implicó un desembolso de 600.000 euros, en el marco del proyecto europeo Arlés-Aragón, que dura tres años y tiene un presupuesto de 3,2 millones. El proyecto también incluye el centro de acogida de peregrinos de Canfranc Estación, entre otras actuaciones.

“Canfranc pasa a tener un albergue único y singular donde los peregrinos descansarán y se darán cuenta de la importancia que tiene el Camino de Santiago”, indicó el alcalde, Fernando Sánchez, con la esperanza de que “éste sea un proyecto tractor, que de visibilidad al pueblo”. Cuando se ideó, “no había ningún servicio, y ahora, están el apartahotel y El Mentidero”.

Tras adquirir experiencia en Castilla y León y Asturias, la Fraternidad Internacional del Camino desembarca en Aragón con la misión de ocuparse del albergue de Canfranc. “Nos mueve la ilusión”, dijo su presidente, Juan Carlos Pérez, agregando que “la zona entusiasma y merece la pena visitarla”, siendo “menos conocida” que el paso navarro de Roncesvalles.

La diputada de Cultura de la DPH, Berta Fernández, y el concejal de Cultura de Jaca, Javier Acín, asistieron a la presentación del albergue, durante la que hubo una visita guiada a cargo de la arquitecta, Alicia Peralta; y el arquitecto técnico, Enrique de la Rosa.

El albergue dispone de 19 plazas, aunque por ahora solo empleará una parte de su capacidad, siguiendo el protocolo sanitario del Covid-19. Cuenta con 3 plantas: en la primera, se ubica un espacio de acogida y la recepción; en la segunda están las habitaciones tematizadas con nombres de localidades cercanas con estaciones de tren (Ayerbe, Caldearenas, Sabiñánigo, Jaca y Canfranc); y en la tercera, se levanta un espacio de descanso con cocina y terraza. El edificio dispone de ascensor y sus escaleras muestran nombres de localidades de la ruta.

Etiquetas