Jacetania

JACETANIA / CANDANCHÚ

Concentración el martes en Jaca para pedir la apertura de Candanchú

Se reclama un plan de futuro para el valle y una “distribución equitativa” de fondos públicos

Cartel de la manifestación
Cartel de la manifestación
S.E.

La Asociación de Empresarios de Comercio y Servicios de la Jacetania (Acomseja) y la Asociación de Empresarios de Candanchú han promovido una concentración el martes 7 de septiembre en Jaca para pedir la apertura de la estación de esquí de Candanchú la próxima temporada invernal. La cita será en la plaza Biscós a las 20:30 horas bajo el lema “Candanchú no se cierra”, y consistirá en una concentración durante la que se dará lectura a un manifiesto.

Los convocantes del acto reclaman además un plan de futuro para el valle del Aragón y una “distribución equitativa” de fondos públicos en las estaciones de esquí aragonesas.

Lucas Sáez, presidente de la Asociación de Empresarios de Candanchú, explicó este jueves a este periódico que a la manifestación ya han confirmado su asistencia trabajadores del veterano centro invernal y alcaldes del valle. Sáez señaló que tras conocer el resultado de la última reunión entre los propietarios de la estación, el Gobierno de Aragón, la Diputación Provincial de Huesca y alcaldes del valle han acordado convocar la concentración. Aseguró que no querían llegar a manifestarse pero “la parte privada y la política no se han puesto de acuerdo” y ante la proximidad del inicio de una nueva temporada de esquí han decidido convocar el acto. A su juicio, sería preciso que los trabajadores pudieran acceder al centro para llevar a cabo los trabajos necesarios de mantenimiento de la estación, tras estar cerrada la temporada anterior debido a la pandemia. “Estamos muy preocupados porque no se está cumpliendo y el tiempo corre en contra”, alertó Sáez, que recordó las revisiones que tienen que pasar las instalaciones al ser transporte por cable.

Saéz, que aludió a la “sensación de abandono que tenemos en el valle”, también dijo que es urgente una solución ante las acciones de comercialización que ya serían necesarias realizar, ya que “todas las estaciones van a empezar en 10 días más o menos a hacer la comercialización”.

El presidente de los empresarios apuntó que el número de trabajadores directos de Candanchú en invierno se estima en 120, mientras que en verano son unos 48, aunque aseguró que los empleos indirectos en todo el valle llegan a los 1.000. Y fue contundente al asegurar que la no apertura de Candanchú otra temporada supondría la “ruina total” para el valle “porque venimos de un año en el que todo el mundo lo ha pasado muy mal”. 

Etiquetas