Jacetania

CURSO DE DEFENSA

Josep Piqué ve necesario incrementar los presupuestos de defensa de la UE

Con el título "Estado del orden mundial", el exministro ha impartido  en Jaca la conferencia inaugural del curso  

José Piqué rodeado de algunos de los organizadores y ponentes del Curso de Defensa.
José Piqué rodeado de algunos de los organizadores y ponentes del Curso de Defensa.
S.E.

El ex ministro de Asuntos Exteriores Josep Piqué considera necesario que la Unión Europea entienda que "tiene que incrementar los presupuestos que dedica a defensa", durante la inauguración del Curso Internacional de Defensa que se va a desarrollar en Jaca hasta el próximo 1 de octubre.

El título del curso, "Seguridad y Defensa: una mirada al futuro", apunta a que "esos escenarios de futuro serán impredecibles, dinámicos, inestables y de creciente complejidad", según ha apuntado el general jefe del Mando de Adiestramiento y Doctrina (MADOC) del Ejército de Tierra, Jerónimo de Gregorio, en su discurso inaugural.

"Los rápidos avances tecnológicos y la posibilidad de acceso a tecnologías de uso dual por parte de potenciales adversarios y amenazas, la hiperconectividad y la gran influencia de los medios de comunicación y las redes sociales, hacen necesario dotar a las unidades de mecanismos ágiles que faciliten su evolución con rapidez y agilidad", ha señalado De Gregorio.

El jefe del MADOC ha recordado "la importancia de aproximar los temas de seguridad y defensa; necesitamos contar con ciudadanos con criterio en unos asuntos que les afectan claramente", según se recoge en una nota de prensa de la organización del curso.

Con el título "Estado del orden mundial", Piqué ha sido el encargado de pronunciar la conferencia inaugural aunque ha aclarado que "más bien cabría calificarlo de desorden, porque el mundo está muy convulso".

Piqué ha descrito "la pugna cada vez más evidente entre la potencia más importante, Estados Unidos, y la emergente, que es China, que está reconfigurando el escenario internacional, incluido el papel de Europa, pero también de otras potencias como Rusia, Turquía, Irán o India".

Esta situación se produce en un momento en que, a juicio del ponente, "Estados Unidos ha decidido que no puede seguir siendo el gendarme del mundo, como ha sucedido con su salida de Afganistán, pero que tiene que continuar desempeñando un papel muy importante, sobre todo en el Indo-Pacífico, lo que le está llevando a fortalecer alianzas frente al expansionismo chino".

Es por lo que el ex ministro ha considerado que la Unión Europa "tiene que reflexionar sobre su visibilidad en esta zona y entender que debe incrementar los presupuestos que dedica a la seguridad y la defensa".

"Si sumamos los presupuestos de defensa de todos los países europeos -ha proseguido-, somos el segundo bloque del mundo, pero no se nota".

Por ello considera necesario "dotar más recursos para las fuerzas de intervención rápida, el intercambio de inteligencia y tecnologías entre los países, o la consolidación de una industria de defensa potente".

El ex ministro de Asuntos Exteriores también ha abogado por un papel "proactivo" de España en los ámbitos de la Unión Europea y de la Alianza Atlántica.

"En la actualidad -ha señalado-, este vínculo sigue siendo imprescindible para una Europa que no es capaz de garantizar su defensa por sí misma".

Y en su relación con América Latina ha advertido de que se corre "el riesgo de que buena parte de los países del cono sur acaben pensando que no forman parte de Occidente como concepto y se decanten por regímenes autoritarios".

En este sentido, ha dicho que España "debería actuar como intermediario e interlocutor para que eso no suceda".

El curso, al que asisten 107 alumnos, ha continuado con una mesa redonda sobre "Escenarios futuros" en la que han intervenido el coronel del Ejército de Tierra y analista y especialista en geoestrategia, Pedro Baños, y el coronel director de la División de Coordinación y Estudios de Seguridad y Defensa, José Luis Calvo.

El coronel Baños se ha referido a los motivos de esos potenciales conflictos futuros vinculándolos "a recursos naturales como el agua y todo lo relacionado con la producción de alimentos" sobre todo en África, América Latina y el Ártico.

Baños ha comentado que los principales medios y procedimientos de esos escenarios futuros van a estar vinculados "a instrumentos económicos, además de la tecnología cibernética e hipersónica, la robotización y los drones".

Por su parte, José Luis Calvo ha hablado de tres aspectos de futuro desde el punto de vista geopolítico: la transición de poder entre Estados Unidos y China, "con todas las incógnitas que existen, y la vertiente social, que se traduce en la falta de satisfacción de gran parte de la población mundial con el sistema, por los problemas de desigualdad e insatisfacción con el sistema político".

En el ámbito tecnológico, Calvo ha apuntado que la transición energética es una fuente de conflictos y por tanto que hay que resolver las carencias y retos de la tecnología en los que la inteligencia artificial será "un factor relevante, sobre todo, en aplicaciones a la defensa y la seguridad", ha concluido.  

Etiquetas