Jacetania

ojo avizor

El Primer Viernes de Mayo vuelve a Jaca como Fiesta de Interés Turístico

La primera capital del Reino de Aragón cumplirá una condena de tres años y tres días para volver a disfrutar de su fiesta más querida y esperada 

Miles de personas se reúnen en la calle Mayor durante el canto del himno de la fiesta.
Miles de personas se reúnen en la calle Mayor durante el canto del himno de la fiesta.
Ricardo Grasa

Cuando miles de jaqueses, eufóricos y hermanados, abarrotaron la calle Mayor el día 3 de mayo de 2019, cantando al unísono el Jaca libre sabe vivir a la sombra del monte Oroel, nadie se podía llegar a imaginar que una pandemia obligaría a la primera capital del Reino de Aragón a cumplir una condena de tres años y tres días para volver a disfrutar de su fiesta más querida y esperada.

Además, el día 9 de marzo de 2020 se hizo público que el Primer Viernes de Mayo pasaba a ser una Fiesta de Interés Turístico Nacional. Se cumplía así una antigua reivindicación de la hermandad y el ayuntamiento, pero aquel regalo se quedó sin desenvolver y guardado en el fondo del armario hasta que llegase la oportunidad más propicia para quitarle el lazo.

Por fin, este viernes, día 6 de mayo, Jaca retomará un milenario festejo, que evoca el triunfo de los antiguos jaqueses sobre el invasor moro en la Batalla de la Victoria, datada en el año 760. Un acontecimiento que despierta el orgullo y el sentimiento de los vecinos, que cuentan las horas para que la ciudad vuelva a oler a pólvora y claveles, recuperando viejas sensaciones y teniendo presentes a quienes nos dejaron en los últimos dos años.

Muchas familias y grupos de amigos comenzarán a celebrar el Primer Viernes de Mayo con los primeros rayos de sol, preparándose para participar en el multitudinario almuerzo popular que se celebra junto a la ermita de la Victoria. Las migas, las chuletas, la panceta, la longaniza o el vino abrirán el apetito de los jaqueses, reunidos en el mismo lugar donde el conde Aznar y sus huestes conocieron la gloria.

A primera hora de la mañana se almuerza junto a la ermita de la Victoria, bajo la mirada de la peña Oroel.
A primera hora de la mañana se almuerza junto a la ermita de la Victoria, bajo la mirada de la peña Oroel.
Ricardo Grasa

Quienes se resistan a madrugar en exceso, abrirán los ojos a las 8 horas con la inconfundible diana musical de la Banda de Música “Santa Orosia”, que recorrerá buena parte de las calles del centro de Jaca en dirección al Consistorio, en cuyas puertas se concentrarán buena parte de los escuadristas para realizar la peregrinación cívico-religiosa a las 9 horas hasta la ermita de la Victoria.

Por sexta ocasión, Miguel Carasol dará vida al conde Aznar y comandará las tropas jaquesas en su día más memorable. Otra de las figuras destacadas es el síndico, que este año recae en la concejala de Hacienda, Olvido Moratinos. Las principales autoridades acudirán a las 10 horas a la misa prevista en la ermita, a cargo del obispo de Jaca y Huesca, Julián Ruiz. A la misma hora, se oficiará misa en la Catedral de San Pedro.

Miguel Carasol dará vida al conde Aznar y  la concejala de Hacienda, Olvido Moratinos será síndico.
Miguel Carasol dará vida al conde Aznar y la concejala de Hacienda, Olvido Moratinos será síndico.
Ricardo Grasa

Sobre las 12 horas y a buen seguro con las emociones a flor de piel, alrededor de 850 escuadristas jaqueses tomarán la avenida Regimiento Galicia, escenificando la entrada triunfal del conde Aznar y sus huestes victoriosas. Como novedad y salvo cambio de última hora, todos los participantes deberán llevar mascarilla, en lo que será un hecho inédito dentro de la historia de la fiesta.

En este desfile, que recorrerá el casco histórico, estarán presentes todas las escuadras del Primer Viernes de Mayo: los labradores y las labradoras, los artesanos y las artesanas, el cortejo del conde, el cortejo histórico y la caballería. Junto al paseo de la Constitución, el público podrá escuchar el estruendo de los trabucos, cuyas tradicionales descargas se convertirán en una simbólica explosión de la alegría colectiva.

Los escuadristas desfilarán por la calle Mayor en dirección a la Catedral, donde se llevará a cabo el canto de la salve. A su término, junto a la puerta lateral del templo, se realizarán los clásicos saludos de banderas entre el síndico y las diferentes escuadras. Una escena que se volverá a repetir en la calle Mayor, a las puertas del Consistorio, durante la recta final del desfile.

Saludo de banderas entre el cortejo histórico y el síndico en el exterior de la Catedral.
Saludo de banderas entre el cortejo histórico y el síndico en el exterior de la Catedral.
Ricardo Grasa

Sin lugar a dudas, el momento culmen llegará sobre las 14 horas con el canto del himno de la fiesta, que reunió a entre 7.000 y 8.000 personas en ediciones previas a la pandemia sanitaria.

A su conclusión, un pequeño grupo de escuadristas acudirá a la plaza Biscós para realizar las salvas en recuerdo de los fallecidos. En el mismo lugar, a las 19:30 horas, Green Velvet, grupo de versiones pop-rock de los 80, animará el final de la jornada.

Actos previos

Como es habitual, la víspera de la fiesta pondrá su foco el jueves desde las 12 horas en el monasterio viejo de San Juan de la Peña, donde el deán de la Catedral, Valentín Garcés, oficiará el acto religioso en memoria del conde Aznar. Más tarde, a las 18 horas en la plaza de la Catedral, actuará el grupo de danzas medievales de la Hermandad del Primer Viernes de Mayo, junto a Los Músicos de la Solana. A las 20 horas en el Palacio de Congresos, será el acto institucional de la hermandad, donde se entregan las escarapelas a los escuadristas que suman 10, 25 y 40 años participando en la fiesta. Además, se entregará la insignia de plata al concejal Daniel Ventura (síndico en 2019) y se rendirá homenaje a la exedil Susana Lacasa, así como a Mari Ascaso, Marisa Cerdán y Marina Gutiérrez por su colaboración con la hermandad.

Últimas citas

El programa de actos del Primer Viernes de Mayo concluirá el próximo sábado con una jornada pensada para la diversión en familia.

A las 11 horas, en las plazas Catedral y Ripa, habrá juegos tradicionales aragoneses e infantiles organizados por la hermandad. Y a las 13:30 horas, desde el Consistorio, tendrá lugar la salida de la comparsa de gigantes y cabezudos, acompañada por la charanga local Os Mozés.

Por la tarde, el epicentro de la fiesta estará situado en la plaza Biscós, donde a las 18 horas tendrá lugar una chocolatada y a las 19:30 horas habrá una actuación del grupo aragonés Nuei.  

Etiquetas