Jacetania

MEDIO AMBIENTE

Jaca congrega a 200 familias en un animado Día del Árbol

Los asistentes han creado un nuevo bosque en las faldas de Rapitán, junto al Hospital

La localidad de Jaca ha celebrado este domingo la edición más multitudinaria del Día del Árbol, que ha reunido a una cifra superior a las 200 familias con niños y niñas nacidos de 2019 a 2021. La cita ha generado un gran ambiente en las faldas de Rapitán, donde se ubica la parcela elegida por el Consistorio para que cada familia plantase un árbol con el nombre de sus descendientes.

La decisión del Ayuntamiento de agrupar a los nacidos en los tres últimos años ha sido la principal novedad de esta tradicional actividad, que se recupera con un balance muy positivo, después del parón obligado por la pandemia de la covid-19.

Este pasado lunes ya había 150 familias inscritas. “Al final, hemos pasado las 200 y ha habido alguno que ha llegado a última hora, así que ha sido un éxito y estamos contentos”, ha manifestado el concejal delegado de Medio Ambiente, Manuel Díez, agregando que “cada familia ha venido con 3 o 4 acompañantes, con lo que ha habido un montón de gente”.

La impresión es que “es la edición en la que más personas han participado” en el Día del Árbol, para el que se enviaron cartas a 300 familias con niños o niñas nacidos de 2019 a 2021. Esta actividad suele reunir a buena parte de las familias con niños o niñas llegados al mundo en un único año, cuya cifra generalmente se mueve en torno a un centenar.

Los árboles empleados en la plantación han sido aportados por la Diputación Provincial de Huesca. En concreto, las familias han plantado encinas, carrascas, sabinos y quejigos, junto a carteles con el nombre y la fecha de nacimiento de sus hijos e hijas. La brigada de Parques y Jardines se encargó de entregar los árboles a las familias.

En los últimos años, el Ayuntamiento empezó a crear “un anillo verde”. La parcela situada en las faldas de Rapitán, junto al parking del Hospital, “era la única zona que quedaba” por acoger el Día del Árbol, en cuyo marco se ha querido “hacer un bosque en recuerdo de la pandemia y de la covid-19 con estas tres quintas que no pudieron plantar” en su momento.

La elección de esta parcela, con vistas a la peña Oroel, responde también a su capacidad para albergar al gran número de personas que se esperaba en la cita, así como a su ubicación, que le permite recibir muchas horas de sol a lo largo del año. La voluntad del Ayuntamiento es seguir ampliando y cuidando las zonas verdes, fomentando el disfrute del ocio al aire libre.

Etiquetas