Jacetania

JACETANIA

El fugitivo de Tarbes tenía todo planeado cuando cometió los asesinatos

La Gendarmerie ya no mantiene contacto con el prófugo, al que continúan buscando un gran número de agentes

Dos vehículos de la Guardia Civil, este miércoles, en la carretera de Oroel, a unos 7 kilómetros de Jaca.
Dos vehículos de la Guardia Civil, el pasado miércoles, durante la búsqueda
Ricardo Grasa

El juzgado de Tarbes y la Gendarmerie consideran que el ex militar Cédric Tauleygne, al que se busca de forma infructuosa en el entorno de Jaca desde el pasado martes, tenía todo planeado cuando cometió el doble asesinato que acabó con la vida de su ex esposa y maestra, Aurélie Pardon (con la que tenía dos hijos de 3 y 5 años), y con el también docente Gabriel Fourmigué.

En las últimas horas, se perdió la conexión establecida entre la Gendarmerie y el fugitivo, al que se llegó a situar en Francia y en las pedanías jaquesas de Bernués y Atarés, en las faldas de la peña Oroel. Ahora, se desconoce su paradero y no hay certezas sobre sus intenciones reales, que podrían pasar por ocultarse en la naturaleza, huir o cumplir sus amenazas de suicidarse.

Todas las hipótesis están abiertas: desde que esté en el monte Oroel -la Guardia Civil pidió información a los vecinos sobre casetas o establos donde podría esconderse- hasta que la motocicleta abandonada, aún con combustible, pueda ser una pista falsa o incluso, que haya tratado de regresar a Francia, donde existe un operativo de 70 gendarmes -incluida su unidad de élite- y equipos caninos.

Guardia Civil y Policía Nacional continúan sin facilitar información sobre el dispositivo de búsqueda para no dar pistas al fugitivo. El alcalde de Jaca, Juan Manuel Ramón, aconseja a los vecinos que se mueven por el monte Oroel que “sean precavidos y no se confíen, que cierren todo y que si ven algo extraño avisen a la Guardia Civil”.

Este jueves se ha producido el traslado del expediente de este caso al fiscal de Pau, con vistas al seguimiento de la investigación judicial desde dicha ciudad. En la misma jornada, el colegio Desaix, de Tarbes, fue escenario del homenaje a sus dos profesores asesinados, habilitando un espacio para dejar flores y mensajes de condolencia para sus familias.

Etiquetas