Jacetania

TRANSPORTES

Jaca reduce un 30 por ciento el precio del billete del autobús urbano

El ayuntamiento quiere acometer la traída de aguas con fondos europeos

El pleno de Jaca aprueba 2,3 millones para inversiones
Pleno municipal en el Ayuntamiento de Jaca
R.G.

El importe del billete del autobús urbano de Jaca se reducirá un 30% a partir de septiembre tras aprobarse la modificación de su ordenanza en el último pleno, durante el que tanto el equipo de gobierno compuesto por PSOE, CHA y Más Jaca (Podemos-Equo) como PP, PAR y Vox votaron a favor, mientras que Ciudadanos decidió abstenerse.

La votación de esta propuesta, registrada de urgencia por parte del equipo de gobierno, se produjo después de que decayera una moción presentada por Ciudadanos sobre el mismo tema, obteniendo tan solo la abstención de PP y PAR, y siendo rechazada por el resto de los partidos.

Olvido Moratinos (PSOE), concejala de Hacienda, dijo que “el autobús urbano tiene un precio muy bajo en Jaca” y agregó que “es muy deficitario”, ya que registra 24.000 euros en ingresos y presenta un gasto de 238.000 euros, con lo que tiene un déficit de 214.000 euros al año. Pese a ello, “se decide prestar este servicio en favor de colectivos vulnerables” como jubilados, personas con problemas de movilidad o familias numerosas y monoparentales.

Matilde Campo, concejala de Ciudadanos, acusó al equipo de gobierno jaqués de “contraprogramar” y añadió que “no había voluntad de acuerdo”. Su propuesta “social” tenía una vigencia de tres meses y suponía reducir los ingresos del autobús urbano en 6.000 euros, con el fin de “luchar contra la inflación y fomentar el transporte público”.

En ruegos y preguntas, el alcalde jaqués, Juan Manuel Ramón (PSOE), dijo que el Consistorio se encuentra “pendiente de una línea de subvención europea” para acometer el proyecto de la traída de aguas, cuyo presupuesto se estima que puede rondar los 8 millones de euros. En el caso de que esta opción no llegue a buen puerto, “se optaría por la otra fórmula prevista, que es un convenio con la empresa pública Acuaes”.

Sobre el elevador que conectará el casco histórico y la zona deportiva, y que costó 800.000 euros (el 50% financiado con fondos europeos), el primer edil aclaró que “la obra está recepcionada”, pero faltan las cámaras de seguridad, que “se sacaron aparte”, y cree que sin ellas “habría sido imprudente” abrir esta nueva instalación. “La voluntad es que se pueda poner en marcha entre finales de julio y comienzos de agosto”, apuntó.

Etiquetas