Jacetania

TEMPORA INVERNAL

Astún y Candanchú trabajan “para abrir lo antes posible”

La estación más veterana incorporará una máquina de pisado de pistas. Los centros del valle del Aragón reeditan su campaña publicitaria con Ambar

Andrés Pita (Astún), Enrique Torguet (Cervezas Ambar) y Fernando Montón (Candanchú).
Andrés Pita (Astún), Enrique Torguet (Cervezas Ambar) y Fernando Montón (Candanchú).
S.E.

Las estaciones de esquí del valle del Aragón, Astún y Candanchú, dieron a conocer el 100k, su oferta conjunta para la temporada 2022-2023, durante un reciente evento organizado en Madrid, coincidiendo con la presentación de su campaña publicitaria con Ambar, que se renueva y ofrece descuentos a los aficionados a la nieve a través del consumo de dicha marca de cerveza.

Ambos centros invernales siguen sin ofrecer la fecha de inicio, aunque el reto continúa siendo abrir las puertas para el puente de diciembre, que algunos cursos llegó a representar entre el 15 % y el 20 % de los ingresos de la campaña. “Aunque el espesor de nieve en pistas no es suficiente para anunciar la fecha de apertura, estamos trabajando a tope para hacerlo lo antes posible”, aseguran desde Astún.

“Seguimos esperando nevadas que permitan abrir en buenas condiciones. Parece que la semana que viene tendremos nevadas y frío”, afirman esperanzados desde Candanchú, que acaba de incorporar una máquina Pisten Bully 600W, con la que “se moderniza la maquinaria de pisado de pistas”, que “cuenta ya con 5 modelos de última generación”. De este modo, se va a “mejorar la eficiencia y la calidad de los trabajos de pisado”.

Candanchú y Astún trabajan con las instituciones del valle para promover su conexión física mediante un proyecto que implica una inversión de 20 millones de euros (9 del Gobierno de Aragón, 3 de la Diputación Provincial de Huesca y 8 de fondos europeos). Las obras se esperan ejecutar en 2023 y 2024.

Por lo pronto, los usuarios tendrán que conformarse con la renovación del acuerdo comercial, el 100k, que pone a la venta un abono que dará acceso a un dominio esquiable de 100 kilómetros, 102 pistas, 14 itinerarios y 40 remontes con una capacidad máxima de transporte de 46.000 esquiadores por hora.

Astún y Candanchú aseguran que “la temporada arrancará con un proyecto sólido y testado, que consolida a ambas estaciones en el top de los dominios esquiables nacionales, ofertando dos espacios complementarios en un territorio y con un único forfait”. Además, los centros seguirán conectados con autobuses gratuitos.

Esta temporada, el abono de temporada del 100k presenta una tarifa general de 971 euros para los esquiadores adultos, mientras que su precio es de 777 euros para los infantiles y los veteranos. En octubre y a comienzos de noviembre se aplicó un descuento del 25%.

La campaña con Ambar viene a reforzar el interés del público por estos 100 kilómetros esquiables, que, en palabras de Enrique Torguet, director de comunicación, relaciones institucionales y sostenibilidad de la cervecera, constituyen “un destino espectacular y único, junto a Jaca y al valle del Aragón, con su gran oferta de restauración y hotelería”.

Según Fernando Montón, consejero delegado de Candanchú, “la unión de las dos estaciones hace de esta propuesta una de las más completas tanto a nivel deportivo, como de ocio”. Por su parte, Andrés Pita, subdirector de Astún, destacó “el enganche social que tiene Ámbar para lanzar una promoción tan importante entre los aficionados al esquí de toda España”.

Durante la campaña invernal, esta iniciativa publicitaria se comunicará en más de 4 millones de contraetiquetas en los botellines de Ámbar, que se comercializarán en cadenas de alimentación y bares de todo el país, pudiendo canjearse en su página web.  

Etiquetas