Jacetania

gente de aquí

Eusebio Martínez Beteta: "Intento tener sentido del humor y llegar al corazón y al alma"

Conocido por su labor en el Hogar de Mayores de Jaca, lleva más de 40 años escribiendo y reivindica la poesía y la resiliencia con su nueva obra 

Eusebio Martínez Beteta.
Eusebio Martínez Beteta.
Ricardo Grasa

Eusebio Martínez Beteta empezó a escribir sus historias con 13 años en el colegio. A los 24 o 25 tuvo ocasión de conocer al famoso escritor Antonio Fernández Molina y le enseñó su primer libro de poemas. “Me dijo ‘esto no es poesía’ y me tiré sin exagerar 15 años sin escribir, pero decidí retomarlo. ‘Voy a ser poeta por narices’, me dije, y ahora tendré unos 35 libros de poesía”.

“Lo que pasa es que publicados por mí en solitario tengo tres: ‘Malas noticias’, ‘Églogas jacetanas’, del que vendí cerca de 200 ejemplares; y este libro, ‘Por mí y por mis compañeros. Historias de la resiliencia’”, continúa el jaqués, que realizó ese último trabajo “con mucho gusto” y se siente “muy satisfecho”, porque “todo son buenas críticas” y “está llegando a números fuera de lo común”, cuando “la poesía se vende tan mal y tan poco”.

El respaldo del público supone un espaldarazo para este vecino de Jaca de 55 años, “orgulloso” de su doble faceta de poeta y camarero en el Hogar de Personas Mayores, donde trabaja desde hace 13 años, junto a su mujer. “Estamos muy contentos. Hemos sabido que la gente nos quiera y nos valore”, dijo el que ya es un rostro familiar para los usuarios del centro, donde además se ofrece comida para llevar “dando servicio a quien no tiene familia o no puede salir de casa”.

La calidez humana y el humor son algunos de los rasgos que definen a Martínez Beteta, que tiene obras publicadas en prosa y prepara un libro muy singular. “Desde hace 40 años, llevo escribiendo un diccionario humorístico y tendré más de 4.000 palabras. Eso es mi legado”, asegura, destacando que “puede ser el diccionario más grande de humor escrito por una persona”.

Su pasión por la literatura le llevó a forjar una gran biblioteca compuesta por más de 4.000 títulos. “Ya con 13 años tenía más de 100 libros”, recordó el jaqués, que disfrutó en su juventud con las obras de Julio Verne o Emilio Salgari, abriendo su mente después a Antonio Machado, Quevedo, Miguel Hernández, León Felipe o Gabriel Celaya.

Al definir su estilo recurre a Vicente Aleixandre, “que dijo que la poesía tiene que ser humana”. “Si no, no es poesía. Yo intento tener sentido del humor y llegar al corazón y al alma”, dice el jaqués, convencido de que “ése es el objetivo de la poesía”. Sin embargo, “algunas personas no tienen corazón, ni alma; por tanto, no llegas a ningún sitio y es como un pozo vacío sin fondo”.

La nueva obra de Eusebio Martínez Beteta, compuesta por 57 poemas, consigue “unir la poesía, la filosofía y la psicología, logrando un canto a algo tan hermoso como la resiliencia”. “Es muy curioso, porque empiezas y acabas igual, como si fuera un círculo cerrado”, señala, sobre “un libro muy completo” y que “aconsejaría a mucha gente, porque es optimismo puro y duro, es sensibilidad”.

Es un libro que llevo queriendo escribir toda la vida. Es como un legado de relatos que te han contado desde la infancia, junto a canciones que te han gustado mucho y de las que te gustaría hacer versiones o cosas que no he podido decir y con las que he visto que era el momento”, añade el jaqués, que recomienda seguir el orden de los poemas, ya que “todo tiene su lógica y su cohesión”.

Una de sus nuevas poesías, ‘El animal más fuerte’, está dedicada a Ángel Cristo, al que conoció cuando estuvo en Jaca con el circo. “Por entonces, yo tenía el Bar Martínez, al final de la calle Mayor, y Ángel venía a comer y a tomar café. Jugamos a los chinos y siempre le ganaba. Hicimos amistad. Cuando conoces a gente tan maravillosa te das cuenta de que la vida vale la pena”, asegura.

Su libro incluye poesías que versionan canciones tan populares como ‘Imagine’, de John Lennon; ‘Blowing in the wind’, de Bob Dylan; ‘Gracias a la vida’, de Mercedes Sosa; y ‘Hoy puede ser un día grande’, de Joan Manuel Serrat. “Están con mis palabras, totalmente diferentes, como si yo inventara mi propia historia”, explicó el jaqués, para el que precisamente “éste es un libro para pensar y que cada uno se monte su propia historia”.

Con el libro, Eusebio también desea reivindicar la poesía en un momento complicado para el género. “La poesía no es un monstruo verde con orejas rojas. A los poetas siempre nos ponen verdes y nos tiran de las orejas. Somos el hazmerreír literariamente de muchas cosas, cuando sin la poesía no existiría la literatura. En una novela de Javier Marías o Pérez-Reverte siempre verás algún trozo de poesía”.

“La poesía es necesaria y, como dijo Gabriel Celaya, un arma cargada de futuro; por tanto, no la destrocemos, intentemos que tenga futuro”, defiende el autor, para el que “es muy triste que el libro de poesía más vendido en España sea el ‘Romancero gitano’, cuando Lorca murió en 1936”. “Hoy pocos conocen a algún poeta vivo. Realcemos la poesía, démosle vida y la fuerza que tiene. La poesía es vida, disfrutemos de ella”, concluyó. Su libro se puede adquirir en las librerías de Jaca y en Amazon.  

Etiquetas