Jacetania

obituario

Muere el ‘padre’ del Museo de Miniaturas Militares de Jaca

Carlos Royo-Villanova cedió 35.000 piezas de inicio en Rapitán y ahora en la Ciudadela

Carlos Royo-Villanova, con chaqueta blanca, en la inauguración de una nueva maqueta en el Museo de Miniaturas en mayo de 2022.
Carlos Royo-Villanova, con chaqueta blanca, en la inauguración de una nueva maqueta en el Museo de Miniaturas en mayo de 2022.
R. G.

El entusiasta miniaturista y amante de la historia Carlos Royo-Villanova Laguna de Rins, considerado el ‘alma máter’ del Museo de Miniaturas Militares de la Ciudadela de Jaca, murió el pasado lunes, día 2 de enero, a la edad de 87 años en la propia capital de la Jacetania.

Las honras fúnebres por el fallecido -viudo de Nieves Jordana Yeregui- se celebrarán este miércoles a las 11:15 horas en la Catedral de Jaca y acto seguido se llevará a cabo la inhumación de sus cenizas en el cementerio jaqués.

El origen de este museo se halla en la colección de figuras de plomo que desde los años 60 fue reunida por Carlos Royo-Villanova. Los soldaditos de plomo y sus accesorios, todos a la misma escala (1:87 y unos 20 mm. de altura), estaban elaborados en su mayoría por la firma valenciana Alymer, que comercializaba dichas figuras bajo el nombre de Miniploms. Con ilusión y paciencia, el coleccionista fue formando ejércitos de todo el mundo y todas las épocas hasta reunir más de 35.000 piezas. Dicha colección fue adquirida por el Ayuntamiento de Jaca en 1984 y expuesta en el Fuerte de Rapitán.

La historia de la colección dio un giro decisivo en 2001, cuando se propuso el traslado de las figuras a la Ciudadela, firmándose un acuerdo entre el Ayuntamiento de Jaca (dueño de la colección) y el Ejército (propietario de las instalaciones), por el cual se crearía el nuevo Museo de Miniaturas Militares, que hace unos meses celebró su 15º aniversario, pues finalmente se inauguró en abril de 2007, con la presencia del entonces ministro de Defensa, José Antonio Alonso.

Durante los últimos años, Carlos Royo-Villanova se dejaba ver ocasionalmente por el Museo de Miniaturas Militares. De hecho, estuvo presente en mayo del 2022, cuando se inauguró la nueva maqueta dedicada a la Guardia Civil, lo que supuso un nuevo aliciente y una buena muestra del crecimiento de un espacio cultural que no hubiera sido posible sin su cercanía y su generosidad, que le hicieron ganarse el cariño de los jaqueses.

Etiquetas