Jacetania

línea ferroviaria internacional

El Tren Blanco cierra con éxito su trayecto histórico a Canfranc

Unas 400 personas han disfrutaron de la localidad y de los vagones de época en la actividad realizada este sábado

Uno de los vagones históricos del Tren Blanco, este sábado en la estación internacional de Canfranc.
Uno de los vagones históricos del Tren Blanco, este sábado en la estación internacional de Canfranc.
S. E.

Unas 400 personas -en su mayor parte procedentes de Zaragoza y Madrid- han disfrutado este sábado del denominado Tren Blanco con el que han llegado hasta la nueva terminal de Canfranc Estación, rememorando el recorrido que hacían quienes conectaban la capital aragonesa con el Pirineo oscense durante los años 90.

La iniciativa ha sido todo un éxito como ha reflejado en declaraciones a este periódico el presidente de la Asociación Zaragozana de Amigos del Ferrocarril y Tranvías (Azaft), Carlos Abadías, cuyo colectivo ha organizado esta actividad junto a la asociación hermana de Madrid. “La gente se lo ha pasado genial y ha estado realizando la visita guiada a la estación, el Museo del Laboratorio Subterráneo del Ferrocarril y el Centro Alurte”, ha expresado.

El buen tiempo y los horarios de salida de Zaragoza y llegada a Canfranc se han cumplido en esta jornada, ha descrito Abadías. El tren “ha estado lleno y estamos supercontentos y superorgullosos de la que gente pueda conocer un tren histórico, y que haya tenido esta respuesta al ser una manera de apoyar las actividades de restauración y recuperación del patrimonio industrial de la asociación”.

Además de la vista en destino de la localidad de Canfranc, los viajeros del Tren Blanco han podido disfrutar de los nueve vagones temáticos a modo de museo durante el mismo viaje.

Cada vehículo ha albergado con una historia diferente, desde un coche salón de Jefatura del Estado, un coche restaurado de los años 20 del Belle Epoque del Orient Express, un coche de segunda de clase de los que subían con el Canfranero con departamento, otro de correo con oficina postal desde el que se podían enviar cartas.

A todo ello, hay que sumar “cuatro vagones de literas de Madrid de los años 80, con un primera y otro mixto con cafetería que, según Abadías, “ha realizado las delicias de los viajeros”.

El convoy ferroviario ha estado impulsado por una locomotora diésel de la serie 33 de Renfe, que “era de las más potentes y que subían habitualmente a Canfranc”.

Por su parte, el alcalde de Canfranc, Fernando Sánchez, se ha mostrado muy satisfecho por el resultado de “una jornada muy animada” y que ha tildado de “éxito” a tenor de la actividad “en homenaje a esos trenes blancos que subían hace años a esquiar a Canfranc desde Madrid”.

El alcalde ha indicado que la repetición de la experiencia deberá esperar a que finalicen las obras de modernización de la línea. “La idea es que sigan subiendo trenes históricos a Canfranc y vamos a seguir trabajando de cara al 2024, una vez que en Semana Santa se corte la línea, por lo que es difícil que se reabra antes de final de año con la intensidad de las obras que se van realizar”, ha añadido el regidor municipal.

Recuperación de la línea internacional

El alcalde de Canfranc, Fernando Sánchez, se ha refirido a los pasos que se van dando para la reapertura de la línea internacional de ferrocarril, en especial con la parte española con la recuperación de la explanada de la estación y del edificio histórico como hotel cinco estrellas. Asimismo el regidor se refirió a la inversión importantísima que se va a hacer en dos años en la modernización de la vía entre Huesca-Canfranc “con una inversión de más de 50 millones de euros en dos años”. Si bien Sánchez ha echado en falta más agilidad de obras en el tramo francés desde Bedous hasta el túnel.

Etiquetas