Jacetania

INFRAESTRUCTURAS

Soro dice que la contratación de Canfranc se ajustó rigurosamente a la ley

Ha contestado así a las afirmaciones vertidas por Fernando Ledesma, que ha tachado de "pelotazo" la operación llevada a cabo

Así son las instalaciones.
Así son las instalaciones.
Barceló Hotel Group.

El consejero de Vertebración Territorial del Gobierno aragonés, José Luis Soro, ha asegurado este miércoles que todo el proceso de contratación de las obras de reforma de la antigua estación de Canfranc (Huesca) para su transformación en un establecimiento hotelero de lujo se ajustó en todo momento a un procedimiento riguroso de selección basado en los pliegos que planteaban las exigencias a las empresas interesadas.

Soro ha contestado así a las afirmaciones vertidas unas horas antes por el portavoz del grupo del PP en la Comisión de Vertebración de las Cortes de Aragón, Fernando Ledesma, que ha tachado de "pelotazo" la operación llevada a cabo para dejar en manos de una empresa hotelera la gestión durante 69 años de "un inmueble del patrimonio aragonés restaurado con 32 millones de euros de fondos públicos".

El consejero ha lamentado el "poco rigor" y el "gran cúmulo de inexactitudes" vertidas en la rueda de prensa del Partido Popular, con unas afirmaciones hechas "de referencia" sobre un tema del que, ha subrayado, "no tiene ni idea".

Ha insistido en que las exigencias planteadas a las empresas en los pliegos de condiciones, publicados en 2017, exigían que las licitantes estuvieran clasificadas para realizar tanto obras de carácter general como ferroviarias y de restauración de patrimonio, además de una experiencia en hostelería de 5 años.

El responsable político ha explicado que sólo una UTE cumplió con todos los requisitos exigidos, Canfranc Avintia, que a su vez cedió la gestión hostelera, con la autorización del Instituto Aragonés de Suelo y Vivienda, a la sociedad Canfranc 2018, que finalmente llegó a un acuerdo con el Grupo Barceló para encargarse de esta labor durante 69 años.

Ha precisado que los 32 millones invertidos incluyen todas las obras realizadas, tanto las obras ferroviarias como la urbanización de la explanada cercana y la transformación del edificio en hotel, obra esta última cuyo coste final ha cifrado en 15 millones sobre el total.

El consejero, tras resaltar que el edificio "siempre va a ser público", ha destacado que el objetivo de esta operación era recuperar la inversión hecha, subrayando que al final del plazo de concesión habrán revertido en concepto de alquiler al Gobierno aragonés 25 millones.

"Si no hubiéramos hecho nada, el edificio estará hundido, deshecho, y no sería un motor económico", ha asegurado Soro, para quien el portavoz popular "ha enseñado la patita" al final de su rueda de prensa para comparar esta obra con la operación de la Romareda.

A su juicio, "intenta justificar, utilizando un icono como Canfranc y un procedimiento que ha sido escrupulosamente legal, con otra cosas que no tiene nada absolutamente que ver".  

Etiquetas