La Hoya

LA HOYA - CATALOGACIÓN

El patrimonio de La Hoya de Huesca, en un prolijo inventario

La Comarca desarrolla desde hace varios años una recogida de información de sus elementos históricos más característicos

El patrimonio de La Hoya de Huesca, en un prolijo inventario
El patrimonio de La Hoya de Huesca, en un prolijo inventario
C.H.

La Comarca de La Hoya de Huesca desarrolla desde hace varios años una campaña del inventario del Patrimonio en virtud de un convenio suscrito con el Gobierno de Aragón y la Diputación Provincial de Huesca para proveer de competencias al Sistema de Información del Patrimonio Cultural Aragonés (Sipca).

Según explica Enrique Mainé, técnico de Cultura y Patrimonio de la Comarca de La Hoya de Huesca, el inventario, que cada vez es más extenso en contenidos, puede consultarse a través de la página web; http://sipca.hoyadehuesca.es/

En el caso de La Hoya, se ha elaborado el inventario de las zonas noroeste y sureste de la comarca y, en el pasado 2018, "se ha estado realizando la correspondiente a la zona suroeste".

A través de la citada página web y de su buscador de patrimonio, es posible acceder a un catálogo de imágenes con descripciones desde el punto de vista artístico, documentaciones y fuentes bibliográficas, geolocalización y las figuras de protección que pueden existir. "Los técnicos de patrimonio van zona por zona y recogen la información de yacimientos arqueológicos, iglesias, una cruz, puente, etcétera. Se trata de información muy diversa que se ha ido recogiendo durante los últimos cinco años", indica Mainé.

Esta información permite conocer el estado de cada uno de los elementos recogidos en el patrimonio y se va ampliando. "Este inventario está adaptado para alguien que quiere tener un conocimiento básico sobre un monumento, alguien que quiere realizar turismo específico, trabajos escolares o personas que deseen iniciar una investigación, etcétera", explica el técnico comarcal de Cultura.

Al final, el objetivo "es iniciar un inventariado de los fondos de patrimonio de la Comarca que se irá ampliando, actualizando o complementando", añade.

El embalse de La Sotonera es uno de los elementos más destacados que figuran en este inventario de patrimonio. Fuentes de la Comarca explican que el "pantano de la Sotonera y su entorno probablemente sean menos conocidos y apreciados desde el punto de vista de su innegable valor histórico y patrimonial".

En este sentido, destacan "la gran obra hidráulica como testimonio de un complejo proceso de transformación del medio natural, que conllevó una poco conocida historia de tintes casi épicos protagonizada por grandes multitudes anónimas y dejó en el paisaje monumentales obras de un innegable atractivo estético de décadas que se funden armoniosamente con un entorno natural singular". Y matizan que "La Sotonera es uno de esos raros ejemplos de transformación histórica del paisaje en los que el medio natural y la huella del hombre se interrelacionan armoniosamente, otorgando a estos territorios una fisonomía totalmente nueva fruto de la acción combinada de la naturaleza y de los hombres".

En la gran hondonada en la que confluían los cauces de los ríos Astón y Sotón, fue donde en 1911 varios ingenieros decidieron situar la infraestructura principal de un colosal proyecto hidráulico destinado a suministrar agua para el riego a la mitad sur de la provincia, un proyecto llamado Riegos del Alto Aragón.

Entre las infraestructuras hídricas con una importancia histórica que figuran dentro de este inventario de patrimonio también destacan la presa de Ardisa y el Canal del Gállego. "La presa eleva el agua del río Gállego para conducirla por medio de un canal hasta el embalse de la Sotonera", explican desde la Comarca.

Por su parte, "los taludes del canal están hechos de hormigón en masa. Tiene 7 kilómetros de longitud y cuenta con una segunda presa en la alberca de Puipullín y salva dos grandes hondonadas mediante dos acueductos.

El embalse de La Sotonera, cuya construcción se dio por finalizada en 1965, presenta tres salidas de agua a distinta profundidad. La primera de ellas situadas al este, al comienzo de la presa, es la del río Sotón.

La segunda compuerta alimenta el canal de Monegros, mientras que la tercera toma el agua a mayor profundidad y alimenta también el canal de Monegros.

CANAL DE MONEGROS

En cuanto a las características del Canal de Monegros, subrayan que consta de tres tramos, uno primero de 31 kilómetros del embalse hasta Tardienta que finaliza en 1929 con dos ramales: el Canal de la Violada, hacia el sur, para el riego de El Temple, Ontinar del Salz; y un segundo de Tardienta hasta la sierra de Alcubierre. Y un tercero desde la sierra de Alcubierre hasta los Monegros zaragozanos.

LOS TRABAJADORES Y LA COLONIA DE TORMOS

La construcción de estas infraestructuras hidráulicas precisó de maquinaria puntera (palas excavadoras, apisonadoras a vapor, trenes...), buena parte procedente de Alemania, con motivo de esta construcción.

Para esta obra fue necesaria la participación de un gran número de trabajadores, sobre todo peones no especializados, que eran procedentes de todas partes de España, principalmente de Levante, Madrid y Castilla, aunque también trabajaron habitantes de los pueblos vecinos, como Montmesa o Alcalá de Gurrea, llegándose a alcanzar una cifra de obreros de entre 1.800 y 2.000.

También fue necesario personal especializado, desde maquinistas, fogoneros, mecánicos, electricistas, carpinteros, torneros hasta ingenieros, indican fuentes de la Comarca. "Estos últimos fueron los que ocuparon la colonia de Tormos, mientras que los peones se instalaron cómo y dónde pudieron en los lugares de Ardisa, Puipullín, La Sarda y en Alcalá de Gurrea", comentan. La colonia de Tormos se organizó en tres agrupaciones constructivas dispuestas de forma lineal en dirección este-oeste. A partir de la fecha en que se consideran finalizados los trabajos en la presa, en el año 1965, comenzó a descender gradualmente el número de trabajadores y la población de la colonia, pero es desde 1982, fecha de la unión del canal del Cinca con el de Monegros, cuando se inició el abandono progresivo de Tormos. Actualmente solo deben permanecer habitadas media docena de viviendas, apuntan.

ERMITA DE LOS AGUDOS

Otro de los elementos arquitectónicos destacados es la ermita de los Agudos, protogótica, de transición, y construida sobre un cerro rodeado de campos de cereal en las inmediaciones del pantano de la Sotonera.

La portada presenta un arco de medio punto mientras que la nave y la cabecera componen un espacio unitario, que está cubierto con una bóveda de cañón apuntado reforzada por arcos fajones.

En la restauración del 2011 han salido a la luz, sobre la bóveda, los restos de una pequeña terraza que recorre ambos lados del templo.

Etiquetas