La Hoya

LA HOYA - YACIMIENTOS ARQUEOLÓGICOS

Las catas por las obras del pantano de Almudévar documentan varios yacimientos

Los arqueólogos destacan la ermita de Santo Domingo y al núcleo de Fornillos de la Violada

Las catas por las obras del pantano de Almudévar documentan varios yacimientos
Las catas por las obras del pantano de Almudévar documentan varios yacimientos

HUESCA.- La obras del embalse de Almudévar llevan aparejadas diversas catas arqueológicas que han dado lugar a la catalogación de los yacimientos de la ermita de Santo Domingo y el poblado de Fornillos de la Violada, como elementos destacados de patrimonio cultural.

Así lo indicó este sábado José Francisco Casabona, arqueólogo encargado de los trabajos de Patrimonio Cultural y Arqueología en la obras del embalse, durante la conferencia "Intervenciones en materia de Patrimonio Cultural en las obras del embalse de Almudévar. Año 2018", que impartió ayer en el Centro de Estudios Vía Lata de esta población junto a Judit Paraíso, arqueóloga encargada de los trabajos del Sistema de Información Geográfica (SIG).

Casabona quiso dejar claro que "estos trabajos son consecuencia de todo el proceso previo de cara a la realización del proyecto del embalse" que ha llevado consigo unos estudios previos de impacto ambiental, entre los que se incluye el patrimonio cultural desde marzo de 2018.

Y es responsabilidad del Departamento de Cultura del Gobierno de Aragón "determinar las competencias para corregir el impacto y proteger el patrimonio". Un proceso que, según el arqueólogo, "se ha hecho de forma correcta" en el que "se trata de documentar y minimizar los daños".

Durante las obras del embalse de Almudévar "se está realizando un seguimiento general del movimiento de tierras" además de una serie de intervenciones concretas entre las que figura la cata arqueológica previa en la ermita de Santo Domingo de Almudévar, en la que destaca la fachada románica de la parte sur del templo del siglo XIII.

Esta ermita, recuerda Casabona, "fue destruida durante la Guerra Civil y luego reconstruida por el pueblo de Almudévar".

En cuanto al poblado de Fornillos de la Violada, situado en zona de inundación, el arqueólogo lo describe como "una pequeña aldea de Almudévar, en el que será la administración quien determine lo que hay que hacer" y en el que destacan "los restos de amurallamiento y de una posible iglesia". Un conjunto, matiza, "que ya estaba inventariado previamente".

Por su parte, la arqueóloga Judit Paraíso se ha encargado de revisar los puntos topográficos para realizar una planta general del edificio y estudio de los sondeos. Todos estos datos se pasan a un programa informático, "para que todo esté bien documentado".

Se trata de unos trabajos, indicó la arqueóloga, que "están georreferenciados". Resumió que en este caso "ha sido sencillo porque las catas han sido en su mayoría negativas".

Al final, su labor ha sido "una combinación de dibujo arqueológico y del Sistema de Información Geográfica (SIG)". matizó. El objetivo en su caso, explica Judit Paraíso, "ha sido documentar todo lo que ha salido para que todo esté bien registrado de cara a estudios posteriores".

Etiquetas