La Hoya

LA HOYA - EMPRESAS

La empresa gestora del Castillo de Loarre presenta un Erte

Se han cancelado docenas de visitas programadas para las próximas semanas

Loarre se incorpora a los Festivales de los Castillos de Aragón
Loarre se incorpora a los Festivales de los Castillos de Aragón
D.A.

HUESCA.- La empresa Loarre Turismo Activo S.L., que cerró un año de récord de visitas al Castillo de Loarre en 2019, se ha visto obligada a tramitar un expediente de regulación temporal de empleo (Erte) al paralizarse su actividad por el decreto de alarma por la Covid-19, con la incertidumbre del tiempo de prolongación del cierre y las condiciones de la reanudación del trabajo.

La compañía ha visto truncada en este mes de marzo buena parte de su temporada y con muchas cancelaciones de visitas, entre ellas las de grupos de Francia y Alemania, que estaban previstas para las próximas semanas, en especial para Semana Santa.

Su gerente, Roberto Orós, indica que el parón en los últimos 15 días también se reflejó en los días previos a la situación de alarma sanitaria, por las medidas severas que ya estaban adoptando otros países europeos. "La actividad se ha cancelado durante prácticamente toda la primavera y hasta el verano, por lo que hemos anulado muchas docenas de grupos concertados de escolares y de tercera edad, además de agencias de viajes", comenta.

Después de prorrogarse el estado de alarma otros 15 días más, Orós indica que "habrá que ver cómo será la puesta en marcha de las visitas y a qué ritmo".

Con una plantilla de 15 trabajadores, desde la empresa "estamos preparados para asumir un volumen de público como el año pasado e incluso superior", recalca Orós.

Con la previsión de un bajón importante de la actividad por las cancelaciones, la preocupación de Loarre Turismo Activo S.L. será ver cómo gestionar el ritmo de visitas si este desciende una vez se reanuden. "Lo más grave es que somos un reflejo de la actividad turística a nivel nacional", subraya el gerente. En el caso de que el flujo de visitantes sea inferior al esperado, "no todo el personal actual va a ser necesario para cubrir los servicios", anticipa.

En cuanto a la situación laboral, para las empresas "no hay ninguna medida que pueda amortiguar estas pérdidas ni a corto ni a medio plazo".

El hecho de parar la actividad, explica Orós, "no te exime de pagar los gastos fijos, alquileres, amortizaciones, etcétera".

Según el gerente de Loarre Turismo Activo S. L., la falta de cotización de las plantillas de trabajadores que se ven imposibilitadas para ejercer su empleo "supone que cobrarán del sistema por lo que creo que va a dejar mucha huella en las arcas públicas". Al final, "los que estamos sufriendo esta situación somos las pequeñas empresas y los autónomos", lamenta. Para el sector turístico, esta situación "puede hacer que muchas pequeñas empresas o autónomos cierren o se planteen continuar con la actividad".

"Para una empresa pequeña como nosotros un descenso del 20 % de facturación anual o de un mes sin facturación puede suponer que tengamos unas dificultades importantes y unas pérdidas", asegura Orós, que también se muestra preocupado por "la incertidumbre que genera desconocer a qué ritmo se recuperará la actividad después".

Etiquetas