La Hoya

LA HOYA - PATRIMONIO

Recogen firmas contra el litigio por el santuario de Casbas

Campaña en rechazo de que el Obispado de Huesca pretenda inmatricular la ermita

Recogen firmas contra el litigio por el santuario de Casbas
Recogen firmas contra el litigio por el santuario de Casbas
S.E.

HUESCA.- Tres vecinos de Ayerbe han lanzado una campaña a través de Internet para rechazar las pretensiones del Obispado de Huesca inmatricular a su nombre el santuario de la Virgen de Casbas, hecho por el que ha llevado a los tribunales al Ayuntamiento de esta localidad. La iniciativa incluye una recogida de firmas a través de la plataforma change.org, apoyada por una página web y sendos perfiles en las redes sociales Facebook e Instagram.

En el manifiesto de la campaña, que ha recabado más de 400 adhesiones en sus dos primeras semanas, se le expresa al Obispado el "rechazo a su petición" así como el "apoyo al Ayuntamiento de Ayerbe" en el litigio entre ambas instituciones.

"Hemos lanzado la campaña para concienciar a la gente y para exponer lo que hizo el Obispado, que a finales de febrero interpuso una demanda contra el Ayuntamiento de Ayerbe para hacerse con la propiedad del santuario de la Virgen de Casbas", explica Francisco Sastrón, uno de los tres vecinos que iniciaron esta campaña, a la que, asegura, se han ido adhiriendo más personas. "Se trata también de crear debate y que la gente conozca cómo está la situación", añade Sastrón, que se muestra sorprendido por la repercusión que ha tenido la iniciativa en cuanto al número de firmas recogidas y las veces que se está compartiendo en las redes.

El santuario de la Virgen De Casbas es una ermita situada a tres kilómetros de Ayerbe en dirección a la localidad de Biscarrués y es un atractivo turístico de la zona debido a las pinturas murales barrocas del siglo XVIII que decoran todos sus muros interiores.

Además, indica Sastrón, la romería que se celebra allí el 1 de julio constituye la fiesta menor de Ayerbe.

En la recogida de firmas contra la pretensión del Obispado, sus impulsores recuerdan que "el santuario fue erigido con la voluntad, el esfuerzo, el trabajo y el dinero" de los antiguos vecinos de la localidad, que "han sido los sucesivos ayuntamientos de Ayerbe los que han sufragado todos los gastos corrientes". Incluso, añaden, fue el Consistorio el que impulsó sucesivas obras de conservación del templo, como una restauración de sus murales y su retablo en los años 90 con ayudas del Gobierno de Aragón y una rehabilitación de su estructura, que estaba en peligro, con un coste de más de 150.000 euros aportados por el organismo municipal, la DGA y la Diputación de Provincial de Huesca. El edificio estuvo cinco años cerrado por el riesgo que suponía su estado hasta que se reabrió en 2017 tras las obras.

En los últimos años el obispado "ni se ocupó ni preocupó de una las joyas que hay en su diócesis hasta que estuvo puesta a salvo del derrumbe y restauradas sus pinturas", critica la campaña.

"En ningún momento desde los inicios, porque se construyó con donativos de los pueblos, y a posteriori el obispado nunca ha puesto un euro para su mantenimiento y luego los arreglos que ha habido que hacer", afirma Sastrón. "Cuando en su momento hubo que llevar el agua potable lo hizo el Ayuntamiento, y la electricidad la paga él", agrega.

El alcalde de Ayerbe, Antonio Biescas, recuerda por su parte que la ermita forma parte del inventario municipal desde 1977 y que está situada en terrenos municipales. Biescas indica que el Consistorio lleva varios años intentando inmatricular a su hombre el edificio, pero diversos obstáculos se lo han impedido hasta ahora.

Hace un año y medio, señala, el Obispado les pidió que sacaran al santuario del catastro, a lo que se negaron, y el pasado mes de febrero interpuso la demanda por la propiedad del templo. "Vienen ahora a demandar una propiedad que nunca han demandado antes, ni han llevado a cabo sn mantenimiento, que lo ha hecho siempre el Ayuntamiento", lamenta el alcalde.

Etiquetas